Sexo con robots: ¿es infidelidad?

Uno de cada cuatro estadounidenses tendría una aventura con un androide, mientras un 33% lo consideraría una traición

11.10.2017 00:00 h.
2 min
Sexo con robots

Los robots están ya presentes en la mayoría de los ámbitos de la vida y no necesariamente tienen forma humana. La tendencia, sin embargo, sugiere que al menos algunos de ellos sean calcos de las personas. Por ejemplo, en el ámbito del sexo. Predijo el escritor David Levy en 2008 que, cuatro décadas después, las relaciones con androides serían un hábito para mucha gente.

La opción está sobre la mesa. Existen ya muñecos hiperrealistas. Los androides son cuestión de tiempo. Ello abrirá debates éticos, morales y filosóficos. ¿Será una infidelidad? Primero hay que definir qué es infidelidad. Según la RAE es “falta de fidelidad”, y fidelidad la define como “lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona”. Resumiendo: ser infiel es romper de forma consciente un acuerdo afectivo o sexual preestablecido con una persona.

Así pues, dependerá de cada caso el hecho de considerar estos romances como engaño o como simple diversión aceptada por todas las partes.

infidelidad robot

¿Es engaño mantener sexo con un robot?

Dicho esto, ¿se consideraría infidelidad una aventura con un robot? No, según un tercio de los estadounidenses (32% hombres y 33% mujeres). Más aún: ¿mantendrían relaciones sexuales con un androide? Dice un 24% de la muestra masculina que sí, ante un 9% de respuestas afirmativas femeninas, recogidas por YouGov. Cabe añadir que un 49% de la muestra cree que en 50 años estos lazos entre las personas y las máquinas serán habituales.

Los primeros robots sexuales tienen todos los rasgos humanos, incluidos pelo natural y pestañas, flexibilidad para facilitar casi todas las posturas posibles y hasta la temperatura adecuada en los órganos sexuales. El sector ya factura más de 15.000 millones de dólares al año, según publicó El Mundo.

¿Quiere hacer un comentario?