Menú Buscar

¿Qué esconde la limusina presidencial de Donald Trump?

Estrenará la nueva versión del actual vehículo de Barack Obama, La Bestia, marca Cadillac

1 min

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, tomará posesión del cargo en enero. Tal responsabilidad conlleva la puesta a su disposición de un vehículo oficial a prueba de cualquier ataque y con todas las comodidades. Estrenará la nueva versión de la limusina utilizada por Barack Obama, un Cadillac apodado La Bestia.

El vehículo lo fabrica General Motors, que ha recibido 15 millones de dólares para su desarrollo. Pesa entre 6.800 y 9.000 kilos y alcanza una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora. El Cadillac One es el coche presidencial desde 2009.

Tecnología militar

El coche está blindado con tecnología militar y construido con aluminio, titanio y acero. Está preparado para cualquier ataque, con arma de fuego o bacteriológico. Dispone de una bombona de oxígeno y un litro de sangre del presidente. En su interior, además, hay un centro de comunicaciones por satélite y un sistema para interferir señales móviles en un radio determinado.

Se cree que el Servicio Secreto de Estados Unidos mantiene una flota de 12 coches similares, con un coste unitario de cerca de 1,5 millones de dólares.