Menú Buscar

Los programas de Trump y Clinton, frente a frente

Los candidatos tienen visiones opuestas en cuestiones como sanidad, armas, impuestos y economía; las elecciones, el 8N

3 min

La campaña electoral en Estados Unidos entra en la recta final. Los ciudadanos están llamados a las urnas el 8 de noviembre bajo alerta de hackeo de un porcentaje elevado de los resultados. El reciente ataque informático contra un servidor de internet ayuda poco a calmar la tensión en el país. Rusia está bajo sospecha, mientras Hillary Clinton, demócrata, y Donald Trump, republicano, ubicados en esquinas opuestas del cuadrilátero, defienden posturas diferentes en cuestiones elementales como economía, armas y sanidad.

Los dos candidatos ven ahora con recelo el Acuerdo Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), un tratado de libre comercio entre 12 países. Trump, incluso, promete unos aranceles del 45% en las importaciones chinas para proteger la industria local. Clinton considera que la globalización así entendida da muy pocas garantías a los trabajadores del país, que sufrirían necesariamente recortes en los salarios.

El debate de las armas

Coinciden en el compromiso de inversión en infraestructuras como herramienta para impulsar el crecimiento económico. Difieren, sin embargo, en cantidades, necesidades y métodos de pago. Trump y Clinton también están de acuerdo en el aumento del salario mínimo federal, aunque tampoco manejan las mismas cifras.

Ambos candidatos quieren acabar con el Estado Islámico a base de bombardeos. A partir de aquí, los puntos fundamentales de sus programas son opuestos. Entre otras cosas, porque Clinton apoya una legislación para el control de las armas, con prohibición de las de asalto, y Trump apuesta por la libre tenencia.

La gestión de la inmigración

Tampoco defienden por igual los derechos de los inmigrantes: el empresario quiere erradicar la inmigración ilegal y reducir la legal, con un muro en la frontera con México y la prohibición de que los musulmanes entren en el país. La ex primera dama tiende su mano a los refugiados y a la integración de los sin papeles.

Trump, por otra parte, quiere reducir el impuesto a corporaciones del 35% al 15%, así como abolir la tasa sobre sucesiones. Clinton endurecería las normas de pago del primero y aumentaría las tasas del segundo hasta un máximo del 65%.

El sistema sanitario

El republicano, al contrario que la demócrata, quiere revocar el Obamacare (Ley de Protección del Paciente y Cuidado de Salud Asequible) e impugnar la jurisprudencia sobre la legalidad de los abortos.

Las encuestas dicen que Clinton ha ganado los tres debates televisados a Trump. Y que parte con casi seis puntos de ventaja a falta de poco más de dos semanas para los comicios.