Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Distribución del gasto de la OTAN

La 'pelotera' de Trump con la OTAN: EEUU aporta el 68,4% del gasto de la Alianza

May argumentará la importancia de este organismo en su reunión con el nuevo presidente americano

4 min

Pocas horas ha necesitado Donald Trump para mostrar al mundo su carácter desafiante como presidente de la primera potencia mundial. Se le intuía severo y lo está demostrando. Ya ha roto el acuerdo comercial con el Pacífico y, ahora, preocupa, entre otros asuntos, su manera de entender la OTAN. Estados Unidos aporta el 68,4% del presupuesto de la Alianza y el republicano está disconforme.

La OTAN es una alianza militar intergubernamental basada en el Tratado del Atlántico Norte, firmado el 4 de abril de 1949. Constituye un sistema de defensa colectiva entre sus 28 miembros en el caso de ataque externo. La porción de Estados Unidos en este pastel es la mayor: destina el 3,61% de su PIB a defensa, esto es, 608.400 millones de dólares (565.700 millones de euros al cambio actual).

Europa, en el foco

Trump lleva meses proclamando la generosidad de Estados Unidos con los demás miembros de la OTAN. De la organización, dice que está “obsoleta”, que “tiene problemas” y “no se ocupó del terrorismo”. Asimismo, exige que todos los países de la Alianza destinen el 2% de su PIB al gasto militar. Algo que solo cumplen cinco regiones. Para el presidente, la institución es “importante”, pero pide cambios.

Entre sus declaraciones figura, también, que no se siente obligado a defender a los demás miembros en caso de ataque exterior. Su argumento es que Estados Unidos gasta demasiado protegiendo a países ricos que podrían sufragar la factura. Por eso, exige que Europa aumente el gasto militar un 55%. Entre los señalados, España (0,91%).

(Islandia es el 28 miembro de la OTAN, pero no tiene fuerza militar permanente)

La sugerencia acordada por la OTAN en 2014 es que los países miembros destinen el 2% de su PIB a la seguridad. El objetivo es lograr el porcentaje en 2024, pero la subida ni es automática ni es obligatoria. Los Estados europeos aportan, de media, el 1,28% de su producto interior bruto. En total, 263.500 millones de dólares.

Las opiniones sobre la postura de Trump son dispares en el viejo continente. Hay preocupación, sí, pero también advertencias al presidente estadounidense sobre los problemas que tendrá a la larga si pierde aliados. Para empezar, tendrá que gastar más en defensa.

La visión de Reino Unido

Uno de sus teóricos aliados, Reino Unido (el segundo país de la OTAN que más gasta en defensa, 60.000 millones de dólares), tratará de convencer a Trump sobre las bondades de la Alianza. La premier británica, Theresa May, comentará con Trump el valor de la organización en su próximo encuentro, la semana que viene. Se lo ha prometido al secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg. Él mismo ya conoce la versión y el compromiso del Pentágono por un primer contacto telefónico.

La OTAN, por su parte, celebrará una cumbre especial en 2017 para tratar los asuntos más urgentes tras el cambio de Gobierno en Washington.