Menú Buscar
Los logotipos de AT&T y Time Warner

La operación AT&T-Time Warner ‘solo’ es la sexta más voluminosa de la historia

Ambas compañías aparecen dos veces en la relación de fusiones o adquisiciones más costosas, clasificación que domina el pacto Vodafone-Mannesmann

3 min

Fue la noticia del último fin de semana en clave empresarial. La telefónica AT&T compra el conglomerado Time Warner por 80.000 millones de dólares. La operación es muy elevada para el común de los mortales, pero solo es la sexta de la historia cuantitativamente. Ni siquiera cubre la mitad de dinero que movió la fusión de Vodafone y Mannesmann en 2000.

2000 fue un año de grandes operaciones. Tres de las fusiones o adquisiciones de la época todavía figuran entre las siete primeras de la historia en volumen. Todas ellas superaron la integración de la petrolera Mobil en la operativa de su rival, Exxon, por 77.200 millones de dólares (11,6 billones de pesetas; no había euro), cerrada en 1999. Se convirtió en la empresa más grande del sector.

El fracaso de AOL Time Warner

En el mismo 2000, curiosamente, Time Warner protagonizó otra operación voluminosa: la fusión con AOL, compañía de internet, por 109.000 millones de dólares. Nació AOL Time Warner. Un fracaso. El nombre del gigante de la red desapareció del grupo de telecomunicaciones apenas seis años después y terminó bajo el paraguas de Verizon --que en 2013 pagó cerca de 100.000 millones de dólares por el 45% de Vodafone en Verizon Wireless--. Hoy, Time Warner se integra en AT&T.

Poco después de la que terminó como fallida operación de las comunicaciones surgió el acuerdo farmacéutico. Pfizer, laboratorio creador de la Viagra, se fusionó con Warner-Lambert (61%-39%, respectivamente) por intercambio de acciones valoradas en 90.000 millones de dólares, en una apuesta por encabezar los descubrimientos de nuevas medicinas.

Operaciones empresariales más voluminosas de la historia, con el valor del euro frente al dólar a 24/10/2016 | CG

La gran fusión

Sin duda, el segundo milenio terminó con la mayor fusión de la historia. Así lo titularon los medios de entonces y así se mantiene. Vodafone y el conglomerado Mannesmann unieron sus fuerzas con un canje de acciones valoradas en 199.000 millones de dólares para controlar la telefonía móvil en Europa. Como consecuencia, el nombre de la segunda desapareció bajo otra nomenclatura.

La primera gran alianza del nuevo siglo y milenio llegó en 2006, cuando AT&T se hizo con el negocio de telefonía fija de BellSouth, tal y como recoge el gráfico de Statista.