Menú Buscar

Objetivo: hacer negocio con la Luna

Moon Express se convertirá en la primera compañía privada en lanzar una expedición robótica al único satélite natural de la Tierra

29.11.2017 00:00 h.
3 min
Objetivo: hacer negocio con la Luna

Corría la década de 1950 cuando el historietista belga George Remi envió a sus personajes de viaje al único satélite natural terrestre. Tintín, el Capitán Haddock, Milú, el profesor Tornasol y los Dupond y Dupont se enfundaron los trajes espaciales en Objetivo: la Luna y Aterrizaje en la Luna, una fantasía de Hergé sobre la posibilidad de viajes humanos al espacio. Era algo inédito en aquellos tiempos, ya que el hito llegó en 1961.

Llegados a 2017, la start up estadounidense Moon Express quiere convertirse en la primera compañía privada en aterrizar en el satélite, recoger polvo lunar, analizarlo y, a fin de cuentas, hacer negocio con la exploración. El programa empezará antes de que termine el año, aunque no será hasta 2020 cuando entre en la tercera y definitiva fase. Antes, la empresa ha obtenido una aprobación regulatoria espacial de Estados Unidos.

Parecido a R2-D2

Moon Express realizará esta misión junto a su socio Rocket Lab, con base en Nueva Zelanda, cuyos servicios ha contratado para múltiples lanzamientos espaciales futuros. Esta misión se producirá desde Cabo Cañaveral (Florida, EEUU).

La primera de las fases consiste en la exploración del terreno lunar desde la región ecuatorial mediante la nave MX-1E, similar en tamaño y forma al personaje de Star Wars​ R2-D2. Impulsada con el motor PECO, usa combustible de queroseno altamente refinado. Este mismo motor será común en todos los vehículos MX, incluido el MX-9, que se lanzará en 2020 para recoger muestras (las primeras en manos privadas) y regresar.

luna expedicion tres

El 'MX-9', la nave de la tercera expedición de Moon Express a la Luna / GN - CG

Agua

El MX-9 (expedición tres) buscará evidencias de agua en zonas de antiguos depósitos volcánicos. Hace una década, se detectaron pequeñas cantidades de este líquido (0,05%) en pequeñas gotas transportadas por el Apolo XV y el Apolo XVII. Datos recientes del orbitador lunar Chandrayaan-1 (India) sugieren que estas gotas podrían ser una fuente para sostener una base lunar. Encontrar la mejor ubicación para ella es lo que perseguirá la segunda expedición.

Con todo, Moon Express vende este proyecto como la manera de instalar una estación de servicio en el espacio en la carrera hacia otros planetas y en la búsqueda de civilizaciones. La empresa luchará por el premio Google Lunar X (hasta 30 millones de dólares). En cualquier caso, como pronunció el astronauta Neil Armstrong en 1969, cuando pisó la Luna: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”.

¿Quiere hacer un comentario?