Menú Buscar
Las novedades científicas de 2017

Las novedades científicas de 2017

Los avances del año que termina van encaminados, especialmente, hacia el cambio climático y el abastecimiento de agua

6 min

El 2017 será recordado como uno de los años más tensos en el ámbito político, pero también por los avisos de la naturaleza a modo de terremotos, erupciones, inundaciones y demás catástrofes. No obstante, siempre, siempre hay esperanza. Y la ciencia también ha trabajado para ello en los últimos meses. Estos son algunos de los avances en este campo.

Sinestia

Un grupo de científicos planetarios de las universidades de Harvard y California han sugerido un nuevo tipo de objeto cósmico llamado sinestia. Se trata de una enorme nube giratoria con forma de rosquilla compuesta de roca supercaliente y residuos espaciales fundidos. Su formación se debe al choque de grandes objetos (del tamaño de planetas) unos contra otros. La Tierra probablemente se convirtió en una sinestia durante un periodo breve hace unos 4.500 millones de años.

Representación de una sinestia

Representación de una sinestia

Captación de agua limpia del aire

Colaboradores en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de California en Berkeley han creado un prototipo que extrae agua del aire seco. El dispositivo usa MOF-801 (fumarato de zirconio), un cristal poroso higroscópico con área superficial ultraalta. El MOF-801 absorbe la humedad hacia sus poros y alimenta agua a un colector que funciona con la luz solar.

aire agua

MOF-801

Primera síntesis de hidrógeno metálico

Investigadores en Harvard han creado hidrógeno metálico usando una celda de yunque de diamante para comprimir el elemento hasta presiones superiores a las del núcleo terrestre.

Síntesis de hidrógeno metálico

Síntesis de hidrógeno metálico

Los fósiles más antiguos del mundo

Investigadores liderados por la UCL informaron sobre la evidencia de las formas más antiguas de vida en la Tierra. Microorganismos fosilizados de un respiradero hidrotermal en el cinturón Nuvvuagittuq en Quebec (Canadá) vivieron hace entre 3.800 millones y 4.300 millones de años, no mucho después de la formación de los océanos, hace 4.400 millones de años.

fosiles

Los fósiles más antiguos

Computación cuántica en la nube

IBM Research ha puesto a disposición del público la computación cuántica, dando acceso a una computadora cuántica de 20-qubits desde cualquier ordenador de escritorio o dispositivo móvil vía la nube. La memoria de las computadoras clásicas usa una lista de bits (ceros y unos) para representar uno o dos estados en un tiempo dado.

qubits

Qubits

Fotosíntesis artificial

Químicos de Harvard han creado una hoja biónica que usa energía solar para alimentar un catalizador de fosfuro de cobalto que separa el agua en oxígeno e hidrógeno. La bacteria Ralstonia eutropha se alimenta de hidrógeno y convierte el CO2 del aire en combustible isopropanol.

fotosintesis

Hoja biónica

El mayor dinosaurio hallado recibe nombre

Patagotitan mayorum, el dinosaurio más grande que caminó por la faz de la Tierra, recibe su nombre oficial de los científicos del Museo de Paleontología en Argentina. Ellos descubrieron los huesos fosilizados de seis dinosaurios adultos en una cantera en Patagonia en 2014. La criatura herbívora pesaba 69 toneladas, medía 37 metros de largo y 6 metros de altura hasta los hombros. Vivió hace unos 100 millones de años, durante el período Cretácico.

dinosaurio

El dinosaurio más grande jamás hallado

Refrigerador molecular orgánico

Un equipo internacional formado por físicos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) e ingenieros de la Universidad de Míchigan (Estados Unidos) han demostrado que se pueden fabricar refrigeradores termoeléctricos usando moléculas orgánicas como elemento activo. Guiados por una teoría cuántica del transporte y disipación del calor en nanocircuitos, los investigadores comprobaron que es posible utilizar moléculas orgánicas para controlar y aumentar el rendimiento de la refrigeración termoeléctrica en circuitos eléctricos.

Los refrigeradores termoeléctricos se basan en el fenómeno físico conocido como efecto Peltier, que consiste en la conversión de corriente eléctrica en calor. De este modo utilizan energía eléctrica para enfriar una parte del mismo a costa de calentar otra. En comparación con los refrigeradores comunes, como los que se encuentran en los hogares, estos refrigeradores son respetuosos con el medio ambiente al no contener sustancias de efecto invernadero o que afecten a la capa de ozono.

refrigerador termoelectrico

Refrigerador termoeléctrico con moléculas orgánicas / UAM