Menú Buscar
Repasa la vida de Martin Luther King

Martin Luther King: una lucha que sigue 50 años después de su muerte

El discurso 'I have a dream' es el más recordado de todos los actos que protagonizó por la consecución de los derechos civiles de los afroamericanos en Estados Unidos y el resto del mundo

03.04.2018 00:00 h.
5 min

Una bala disparada por el odio terminó con el sueño de Martin Luther King, pero su legado continúa 50 años después y la finalidad de su lucha pacífica sigue vigente. Algo hemos avanzado.

Martin Luther King nació el 15 de enero de 1929 en el seno de una familia tradicional estadounidense. Su padre, al igual que él, era un pastor protestante muy comprometido con las ideas del cristianismo. Aunque en un principio padre e hijo se llamaban Michael, se cambiaron el nombre a Martin Luther en honor al reformador de la Iglesia, Martín Lutero. Desde el primer momento, tenía la convicción de que algo en la sociedad debía reformarse.

Inspirado por sus convicciones religiosas y por el éxito de la "no-violencia" de Gandhi, King empezó su campaña por los derechos civiles de los negros de manera pacífica. Su intención no era la de la confrontación con un sector de la sociedad, sino todo lo contrario: la reconciliación y la igualdad.

La vida de Martin Luther King

La vida de Martin Luther King

En un país en el que muchos negros no conseguían acceder a puestos de trabajo, en el que había cuartos de baño para negros, en el que los hijos de los negros no iban a los mismos colegios que los de los blancos y en el que había trabas otras trabas para los ciudadanos afroamericanos, Martin Luther King no invocó la lucha revolucionaria. Invocó el sueño americano.

"Sigo teniendo un sueño. Se trata de un sueño que está profundamente enraizado en el sueño americano", pronunció King ante más de 250.000 personas en una manifestación celebrada en 1963 frente al monumento de Abraham Lincoln en Washington. "Tengo el sueño de que un día esta nación se levante y viva el auténtico significado de sus creencias", añadió.

Este discurso, el ya mítico I have a dream, fue uno de los motivos por los que King recibió el Nobel de la Paz en 1964, por ser "la primera persona del mundo occidental que ha demostrado que una lucha puede ser ganada sin violencia".

El discurso I have a dream

Otra de sus acciones más recordadas es el Montgomery Bus Boycott (boicot a los autobuses), que duró 381 días, pero que culminó con el fin de la segregación en el transporte público en Alabama.

Su última obra la construyó en Tennessee en 1968, adonde se desplazó para ayudar en la defensa de unos trabajadores negros porque estaban recibiendo un trato desigual por su condición racial. Muchos partidarios de la segregación fueron con la intención de boicotear varios de sus actos. El 4 de abril, King pronunció su último discurso, horas antes de ser asesinado de un disparo.

A pesar de la defensa de King de la resistencia no violenta, su asesinato desencadenó una explosión de ira reprimida en la comunidad negra en varias ciudades de EEUU.

Y llegó Obama

Sin embargo, el legado de King siguió adelante. Los sucesivos presidentes norteamericanos se fueron comprometiendo cada vez más con sus valores. Algo que empezó con el fin de las políticas de segregación a lo largo de la década de 1970 y que siguió 40 años después de su muerte, cuando EEUU eligió al primer presidente afroamericano, Barack Obama.

Desde entonces, Martin Luther King se ha convertido en un referente de la lucha por los Derechos Humanos en todo el mundo. Su influencia puede verse en grandes activistas, como el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica, Nelson Mandela, que acabó con la férrea política de segregación conocida como apartheid. Casualmente, la exesposa de Mandela, Winnie, ha fallecido este lunes, 2 de abril.

El impacto de King en las relaciones raciales ayudó a poner fin a la segregación y la privación del derecho a voto de los afroamericanos, pero quedan muchos desafíos por delante: la brecha económica entre blancos y negros continúa, y la tasa de pobreza en EEUU es más alta ahora que en época de King.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información