Menú Buscar
El mapa de los horrores

El mapa de los horrores: los incendios en Galicia, Asturias y Portugal

Los fuegos provocados han arrasado con cientos de hectáreas y han matado a una cuarentena de personas

3 min

Las llamas devoran Galicia, Asturias y Portugal. Estas regiones no arden: las queman. Son cientos de fuegos provocados que han segado la vida de una cuarentena de personas entre los dos países. El número de focos, la falta de efectivos, la necesidad de lluvia y Ophelia componen un cóctel demasiado peligroso y sospechosamente casual.

Anoche, en Galicia seguían activos 40 incendios, 14 de los cuales están controlados y estabilizados, según los últimos datos de la Xunta. En la región han muerto cuatro personas: dos octogenarias atrapadas en la furgoneta en la que huían del fuego y sobre la que cayó un pino en llamas; un hombre que trataba de socorrer a su ganado y cayó en el intento de apagar el fuego, y otro varón que ayudaba en la extinción. Cinco mil personas luchan contra el fuego.

Llegan lluvias

Las labores de extinción redujeron de 35 a 27 los incendios forestales en Asturias, según datos de las últimas horas del lunes. Los más de 50 vecinos desalojados de tres localidades de Cangas del Narcea pudieron regresar a sus casas. Las mejores condiciones meteorológicas ayudarán a contener las llamas este martes. Los colegios vuelven a abrir en la jornada de hoy.

En el dispositivo de extinción, compuesto por unos 425 efectivos entre personal de Bomberos de Asturias y ayuntamientos, empresas forestales, la Guardería del Medio Natural y la Unidad Militar de Emergencias (UME), se concentra fundamentalmente en fuegos de Fondos de Vega (Degaña), Seroiro (Ibias), situados cerca de la Reserva Natural de Muniellos, y Corondeño (Allande).

Colaboración ciudadana

El portavoz del Ejecutivo regional ha pedido la colaboración ciudadana para recabar cualquier dato que pueda esclarecer la autoría de estos fuegos, a la vez que ha recordado que provocarlos de forma intencionada conlleva penas muy altas. 

En cuanto a Portugal, es la región más afectada en número de víctimas mortales. Al menos 35 personas habían perdido la vida hasta el lunes.

Mal año

La situación evidentemente ha despertado la solidaridad de muchas personas, anónimas y conocidas, y ha provocado comentarios de condena y de aviso a los culpables allá donde se escondan. En total, se han registrado más de 200 fuegos en los últimos días.

Solo en Galicia, el domingo ya habían ardido más de 4.000 hectáreas. Una cifra que confirma el mal año para España: el fuego ya ha abrasado más de 100.000 hectáreas y 2017 terminará como uno de los peores años de la historia reciente.