Menú Buscar
Gasto de Tesla en I+D y pérdidas mundiales en millones de dólares | CG

La inversión en I+D sigue sin dar sus frutos a Tesla

Los esfuerzos por llegar antes al futuro siguen sin reportar beneficios

3 min

Los esfuerzos de Tesla por llegar al futuro antes que nadie siguen sin dar los frutos esperados. La fuerte apuesta anual por I+D contrasta con demasiados problemas y, pese al aumento de facturación, la compañía de Silicon Valley amplía pérdidas.

Los datos de la misma Tesla, recogidos por Statista, demuestran que la inversión en I+D desde 2010 ha crecido notablemente –solo bajó en 2013— hasta los 718 millones de dólares de 2015. Las pérdidas ese año también se dispararon, hasta los 889 millones de dólares, casi tres veces más que en el anterior ejercicio.

Coches autónomos en entredicho

Tesla se caracteriza por el diseño, fabricación y venta de coches eléctricos, también autónomos, componentes para la propulsión y sistemas de almacenamiento de baterías. Su llegada al futuro tiene buena acogida, pero es demasiado cara.

En este contexto, el último contratiempo para la empresa de Elon Musk es un informe del Ministerio de transportes alemán que tira por tierra el sistema de coches autónomos: carencia de avisos de límite de conducción en situaciones complicadas, frenado mejorable y sensores de corto alcance.

Un muerto y varias sospechas

Musk se defiende. Dice que sus coches, que ya contabilizan un fallecido, no eximen al conductor de la vigilancia constante. Y reducen un 50% los accidentes, tanto en la versión de primera como de segunda generación. El informe, sostiene el ejecutivo, llega en un momento delicado para la compañía y en vísperas del lanzamiento de un nuevo producto relacionado.

Lastran a Tesla las dudas sobre la capacidad de producción, especialmente tras la elevada demanda, el descenso de ventas, la propuesta de adquisición de la energética renovable SolarCity (con Panasonic) y una ampliación de capital. También las acusaciones por trabajo ilegal por supuesta importación de empleados europeos, a los que pagaría menos que a los americanos.

Sigue la misma línea

El 2016 sigue la línea de los últimos años: más ingresos y más pérdidas. Tesla contabilizó 2.417 millones de dólares de facturación entre enero y junio (27,6% más interanual), así como pérdidas netas de 575,4 millones (70% más).