Menú Buscar
Un cliente de ING consulta la banca 'on line' / FOTOMONTAJE DE CG

ING, BBVA, Sabadell…: los bancos con más clientes ‘on line’

Cada año crece el número de personas que consulta sus cuentas mediante internet en lugar de operar en la oficina física

13.04.2018 00:00 h.
3 min

La población envejece y los bancos, cada vez más digitalizados, no están adaptados para los clientes más veteranos. Pero, en el otro lado, aumenta el uso de la tecnología y crecen los usuarios que han dejado en el cajón su libreta para consultar y operar con su entidad financiera vía on line. ING, BBVA y Banco Sabadell son las tres con más clientes de este tipo, según Eurostat.

La banca on line se ha extendido en los últimos años y ya la usa casi la mitad de la población (46%, en datos del 2017) en España. En el 2006, el porcentaje de usuarios era del 15%. Superó el 30% en 2012 y ahora se acerca al 50%. En este aspecto, algunos países como Alemania, Irlanda o Dinamarca van por delante, según se desprende de la base de datos de la UE.

Los ocho primeros

Respecto a las entidades financieras, es ING Direct la que tiene en España más usuarios on line. Un 95% de sus clientes accede a su cuenta mediante internet. Hay que reconocer que es uno de los bancos de más reciente creación, dado que nació en 1991 en Países Bajos.

En el segundo lugar aparece el BBVA, con el 50,1% de los clientes entrando por internet, y tercero es el Banco Sabadell (49,8%), según un estudio de Inmark. A continuación se sitúan Caixabank (47,8%), Santander (47,2%), Bankia (36,3%), las cajas rurales en su conjunto (35,6%) e Ibercaja (30,4%).

operaciones bancarias online

Estas son las ocho entidades bancarias con mayor proporción de clientes 'on line'

A todo ello hay que añadir que España se sitúa a la cabeza de Europa en número de sucursales bancarias, con casi siete despachos por cada 10.000 habitantes. Y eso, a pesar de los destacados cierres y despidos de la última década derivados de la desaparición de las cajas de ahorros y las fusiones y absorciones.

Está claro, por lo tanto, que aunque los bancos ahuyentan a las personas mayores, tampoco atraen a las jóvenes. Deben resolver el reto de la digitalización.