Menú Buscar
Hectáreas quemadas en España en la última década

Los incendios repuntan este año pese a la tendencia diminutiva

España registra unos de los peores datos de la última década por número de hectáreas quemadas

3 min

Faltan tres meses y unos días para que concluya uno de los años con más fuegos en España, política al margen. Las llamas habían carbonizado a 10 de septiembre el doble de hectáreas que en las mismas fechas del año pasado. Es, sin lugar a equívocos, uno de los peores datos de la última década.

Incendios como el del entorno de Doñana (8.500 hectáreas) o Encinedo (9.678 hectáreas), León, han elevado a 99.460 las hectáreas devoradas por el fuego en lo que va de año. Puestos en perspectiva, estos datos son el doble o más que los registrados en seis de los últimos diez años. La falta de lluvia y el calor han favorecido la aparición de las llamas, provocadas o no, y su avance.

Los peores años

Afortunadamente, atrás han quedado las décadas de 1980 y 1990, periodos en los que año sí, año también la superficie quemada superaba por mucho las 100.000 hectáreas o las 200.000 hectáreas —llegó incluso a las 484.000 hectáreas en 1985—. Desde 1996, ninguna temporada las llamas han carbonizado más de 200.000 hectáreas a 31 de diciembre. Desde 2007, son varios los años en los que la cifra ha quedado en torno a las 50.000 hectáreas carbonizadas.

Este año va camino de quedar como el tercero más afectado por el fuego en la última década. Sólo 2009 (111.743 hectáreas) y 2012 (202.835 hectáreas) superaban a 2017 a estas alturas, según los datos provisionales del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Esos dos años también registraron más siniestros que el corriente: 12.991 y 14.156, respectivamente, ante los 11.132 de 2017.

Noroeste peninsular

Este 2017, ha ardido el 0,359% de la superficie española. La media en la última década se sitúa en 0,272%. El 52,55% de los siniestros se produjo en el noroeste de la Península (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, así como las provincias castellanas de León y Zamora), mientras que en las comunidades interiores y el resto de comunidades no costeras se originó el 32,10% de los siniestros.

En el área del Mediterráneo, que incluye comunidades autónomas costeras con el mar más sus provincias interiores, se registró el 14,91% de los siniestros mientras que en el archipiélago canario se produjo apenas el 0,44% de los fuegos.