Menú Buscar
Formas de pago en el mundo

España, por delante de Europa en el 'entierro' del pago en efectivo

América del Norte es al única región donde el plástico se impone a monedas y billetes

09.02.2017 00:00 h.
2 min

Los pagos en efectivo se imponen todavía sobre otras opciones, como las tarjetas, las transferencias y los cheques. En este escenario, España puede presumir de ir por delante de sus vecinos, ya que en 2016 el plástico batió, al fin, a monedas y billetes. Por regiones, América del Norte es la única en la que domina la nueva era.

Los factores culturales juegan un papel importante en el cambio. Un estudio de MasterCard descifró que en dos países muy avanzados, como Alemania y Japón, la transición es más lenta por, entre otros motivos, la baja criminalidad.

Los países más avanzados

El auge del e-commerce o comercio electrónico puede variar la mesura de la balanza. De hecho, las transacciones con tarjeta, transferencia o cheque pasaron, en volumen, de los 269.000 millones de dólares de 2009 a los 389.700 millones de dólares de 2014. Los datos se refieren a 2015 y también incluyen registros de McKinsey y Capgemini.

Aspecto destacable es que Singapur aparecía entonces como el país con mayor número de pagos con alternativas al efectivo, por delante de Países Bajos, Francia, Suecia, Canadá, Bélgica y Reino Unido. Todos, por encima del 52%.

En el otro lado, figuraban Italia, Grecia, Malasia, Arabia Saudí, Perú y Egipto, con porcentajes que oscilaban entre el 1% y el 6%.

La transición española

El 85% de las operaciones mundiales se realizaban hace dos años en efectivo; el 9,1%, con plástico; el 4,6%, vía transferencias, y el 1,2%, en cheques.

España está en la línea del primer grupo, según datos más recientes, de 2016. Por primera vez en la historia, en el segundo trimestre del año pasado los pagos con dinero de plástico movieron más euros que las operaciones en efectivo. Por poco. Unos 2.000 millones de diferencia.