Los ambientalistas tumban un negocio petrolero de 55.000 millones en Noruega

Las extracciones en la zona del archipiélago Lofoten están prácticamente descartadas por la oposición de políticos y vecinos

11.08.2017 00:00 h.
3 min
El negocio del petróleo se tambalea en Noruega

Hay opciones pacíficas de lucha contra el poder y Noruega aporta luz en este sentido. Los ambientalistas han tumbado un negocio petrolero de 55.000 millones de euros. Se oponen a las extracciones en el archipiélago de Lofoten, el hogar del mayor arrecife de coral de agua fría y área de reproducción del 70% de los peces que se atrapan en los mares de Noruega y Barents, otra de las zonas minadas de oro negro y gas.

La industria petrolera lleva años salivando por el negocio escondido en esas aguas y que podría contener, como mínimo, 1.300 millones de barriles de petróleo, valorados en 55.000 millones de euros. El crudo yace bajo el archipiélago y los grupos vecinos de islas de Vesteralen y Senja. También albergan la mayor colonia de aves marinas de Europa. Son las áreas en las que se encuadran los bloques de desarrollo petrolero.

Dinero o salud

Sin embargo, son cada vez más los noruegos que se oponen a poner en riesgo el medio ambiente de la región. Los dos partidos más importantes, laboristas y conservadores, llevan tiempo medio comprometidos con la explotación petrolera de la zona, pero han tenido que pactar con formaciones más pequeñas, que se niegan a participar del negocio. Las elecciones de septiembre nada cambiarán.

Lofoten

Paisaje de Lofoten

Produccion noruega

Producción noruega de petróleo y gas

Por su parte, las compañías del sector, lideradas por la estatal Statoil ASA, recuerdan que la explotación es clave para mantener la producción de petróleo y gas, que se prevé que siga cayendo en la próxima década. Ya ha menguado un 12% desde el pico de 2004. Un derrame causaría un daño ambiental catastrófico.

Mar de Barents

Esta polémica llega después de conocer que, un poco más al norte, en el mar de Barents, podrían esconderse el 65% de los recursos no descubiertos en la región. Greenpeace pide que se frenen las exploraciones. Podrían abrirse 15 pozos en los próximos meses.

Como se ve, los intereses detrás del petróleo están cayendo a favor de los que se esconden tras las energías renovables. Bajo la bandera de la lucha contra el cambio climático.

¿Quiere hacer un comentario?