Menú Buscar
Sala magna de la EUIPO, en Alicante, una de las agencias europeas que sí eligieron España / EUIPO

Las agencias europeas que sí eligieron España

Después de Bélgica y de Francia, es el país con más sedes

8 min

Era un secreto a voces. El procés y la inestabilidad derivada han pesado demasiado: la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) vuela lejos de Barcelona. ¿Quiere decir ello que España se queda sin agencias europeas? No. Bruselas sembró el país con otros organismos anteriormente. Y están dando sus frutos.

España es el tercer Estado miembro con más organismos europeos (4). Está por delante de Alemania (3) y Países Bajos (3), la nueva sede de la EMA. Solo Bélgica (8) y Francia (5), que se queda la Autoridad Bancaria Europea, están por delante. El reparto de agencias hecho tras la fundación de la actual UE con el objetivo de hacer de Europa un lugar más competitivo y mejor para vivir dejó dos regalos en el país mediterráneo.

agencias espana

El mapa incluye las agencias ejecutivas, descentralizadas y de la Política Común de Seguridad y Defensa, entre ellas la EMA y la EBA

Alicante: propiedad intelectual

Las dos agencias más antiguas de España están en Alicante y Bilbao. En el Levante español luce la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), antes Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI). Comenzó a funcionar en 1996, dos años después de su creación, y nació con el objetivo de gestionar las marcas de la UE.

Desde 2003, gestiona también los diseños comunitarios. Fuentes de la EUIPO aclaran que no llevan patentes, que no existe un organismo paneuropeo en este sentido. También matizan que se autofinancian con los servicios que cobran a los clientes: ni Bruselas ni España participan del presupuesto de 400 millones de euros. En 2012, les encomendaron el observatorio de las vulneraciones de los derechos de la propiedad intelectual.

En cuanto a la plantilla, aseguran que son 896 empleados estatutarios, cifra que supera los 1.000 con la suma de expertos nacionales, interinos y becarios. Es la agencia comunitaria más grande. Ello repercute también en la economía local. En datos de la Cámara de Comercio de Alicante, la EUIPO generó un impacto sobre la producción regional de 376,2 millones en 2015. Aporta más de 200 millones al PIB de la zona.

Vista aérea de la sede de la EUIPO, en Alicante / EUIPO

Vista aérea de la sede de la EUIPO, en Alicante / EUIPO

Bilbao: seguridad laboral

Este gigante contrasta con la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), sita en Bilbao desde 1994, año de su creación. Este organismo asume que es uno de los más pequeños. Tiene 65 trabajadores y un presupuesto de 15 millones aportados mayoritariamente por Bruselas, pero con pequeñas subvenciones de España y del País Vasco.

Su nombre lo dice todo: se ocupa de que los lugares de trabajo europeos sean más seguros, saludables y productivos en beneficio de las empresas, los empleados y las administraciones. Fomenta una cultura de la prevención de riesgos para mejorar las condiciones de trabajo en Europa.

edificio miribilla

Edificio Miribilla, en Bilbao, sede de la EU-OSHA

La EU-OSHA colabora con otros tres organismos paneuropeos: la Fundación Europea de Formación (Turín, Italia), la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Dublín, Irlanda), y el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Tesalónica, Grecia), todos bajo el paraguas de una dirección general.

En ambos casos, tanto en la EUIPO como en la EU-OSHA, la elección de las sedes fue un asunto interno. La UE repartió en sus inicios las agencias entre los diversos Estados y éstos negociaron con las ciudades candidatas del territorio, según recuerdan desde ambos organismos. Gobernaba entonces el PSOE de Felipe González en España.

Vigo: pesca

El tercer organismo descentralizado con sede en España es la Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA, por sus siglas en inglés), ubicada en Vigo desde 2008. Coopera con la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Varsovia, Polonia) y la Agencia Europea de Seguridad Marítima (Lisboa, Portugal).

Los gobiernos de la UE acordaron la creación de la EFCA en abril de 2005 como parte de sus esfuerzos por promover el cumplimiento de las normas europeas de control en el marco de la política pesquera común, según detallan desde la agencia. El lugar elegido fue Vigo, que cuenta con uno de los puertos de pesca más importantes.

efca

Imagen de las tareas de la EFCA / EFCA

Comenzó a operar con 25 personas y hoy, casi una década después, emplea a 69 trabajadores procedentes de 18 Estados miembro. En este caso, no existen estudios sobre el impacto económico para la ciudad, pero remarcan que Vigo recibe la asistencia anual de un millar de expertos que participan en reuniones y seminarios. Tiene un presupuesto de 17 millones, la mayor parte procedente de la comunidad europea.

Madrid: vigilancia

Madrid, por su parte, dispone del Centro de Satélites de la Unión Europea (Satcen), en la base aérea de Torrejón de Ardoz. Esta entidad contribuye a la toma de decisiones y la actuación de la UE en el contexto de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC). Proporciona productos y servicios basados en la explotación de recursos espaciales y datos colaterales, como imágenes aéreas y por satélite.

Facilita a los responsables políticos un servicio de alerta rápida de posibles crisis que les permite tomar a tiempo medidas diplomáticas, económicas y humanitarias y planificar la intervención. Colabora, entre otros, con el Servicio Europeo de Acción Exterior, la Comisión Europea, la Agencia Europea de Defensa y la Agencia Espacial Europea. Creado en 2002, da trabajo a un centenar de personas. 

Barcelona: energía nuclear

Finalmente, en Barcelona recayó en 2007 F4E, con una plantilla de 390 trabajadores. Este organismo —excluido del mapa anterior— gestiona la contribución de la UE al proyecto ITER, diseñado para demostrar la viabilidad científica y tecnológica de la energía de fusión nuclear.

Una de sus principales tareas es colaborar con la industria, las pyme y los organismos de investigación para desarrollar y ofrecer componentes tecnológicos y servicios de ingeniería y mantenimiento. Participan Japón, China, Estados Unidos, Corea del Sur, India y Rusia.

Pero el sueño de la EMA (900 empleos directos) se esfumó. Para palparlo habrá que viajar 1.535 kilómetros; los que separan la capital catalana del emplazamiento definitivo, Ámsterdam​. A partir de 2019.