Menú Buscar
Imagen de los empleados en las oficinas de una empresa / EFE

Empresa y productividad, el tamaño importa

El cuarto estudio del Observatorio de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España analiza las dificultades de las empresas españolas para crecer

07.11.2019 00:00 h.
7 min

Existe una evidente relación entre el tamaño de las empresas​ y su desarrollo en la economía global. Las grandes compañías son las que más empleo crean, están más internacionalizadas y digitalizadas, invierten más en innovación y tienen mejor acceso a la financiación. Por lo tanto, la consecuencia directa del tamaño es la productividad. 

Sin embargo, según datos del Instituto Nacional de Estadística, en España son las microempresas las protagonistas de la mayor parte del tejido productivo. De los 3,2 millones que hay en el país, el 99,9% son pequeñas y medianas, de las cuales, 1,8 millones no tienen empleados. Por tanto, la capacidad de acceder a una economía de escala está reservada para solo un 1% de las empresas españolas. En países como Reino Unido, Alemania o Francia, que en comparación con España tienen un tamaño medio empresarial mayor, la productividad es superior y la crisis económica tuvo un menor impacto.

España, la reina de las pymes

¿Qué hace que España tenga tantas dificultades para tener más empresas grandes y qué consecuencias tiene? Sobre esta cuestión profundiza el informe Competitividad y Tamaño del Observatorio de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España.

Se trata de su cuarto estudio y analiza el crecimiento empresarial con el objetivo de contribuir al conocimiento y la valoración de la capacidad competitiva del tejido empresarial español. Sus principales focos son los umbrales de crecimiento de las compañías, los obstáculos y también se han propuesto medidas para mitigar estas dificultades.

Fuente: Cámara de Comercio de España
Análisis de gráficos / Imagen de archivo

Efectos de la regulación

En el documento se describen varios umbrales importantes que explican el menor tamaño medio de las empresas en España. Uno de los más relevantes es el efecto de la regulación económico empresarial. Es decir, existen determinados umbrales de carácter administrativo --fiscales, contables y laborales-- que implican costes adicionales para las empresas y que, en última instancia, pueden desincentivar el incremento en su tamaño.

Además, el análisis concluye que este comportamiento en torno a los umbrales encuentra ciertas diferencias en función de los sectores. Las causas que dificultan el crecimiento de las empresas podrían tener en buena medida carácter sectorial.

Empleabilidad

Otro umbral importante y de difícil superación lo constituye el hecho de pasar de una situación sin empleados a contratar un trabajador. Por diversos motivos, que no solo tienen que ver con la burocracia asociada a la contratación de trabajadores sino también con factores culturales y personales, el número de compañías con un empleado es significativamente inferior al de las que no tienen ninguno. 

En España casi el 95% de las empresas se enmarcan en el estrato de 0 a 9 empleados (empresas sin asalariados y de 1 a 9 empleados), mientras que en países como Alemania o Reino Unido este porcentaje no alcanza el 90% (Alemania 83,6% y Reino Unido 89%). 

Análisis sobre crecimiento empresarial / Fuente :Eurostat
Análisis sobre crecimiento empresarial / Fuente: Eurostat

Baja demanda y demasiada burocracia

Además, y como otro de los ejes del estudio, están los impedimentos con los que las empresas se encuentran para desarrollarse y crecer. En este sentido, el observatorio apunta a la debilidad de la demanda como el principal obstáculo que dificulta el proceso de crecimiento. Según una encuesta recogida en el propio estudio, casi el 80% de las firmas consideran que una baja demanda de productos y servicios condiciona el crecimiento. 

La burocracia a la que las empresas tienen que hacer frente en su proceso de crecimiento también es un punto clave. Se trata de una traba que el 43% de las compañías considera importante. Además, la falta de financiación es la tercera barrera en importancia para el óptimo desarrollo de éstas: el 32% considera que es una traba para el aumento en su dimensión. Finalmente, las carencias formativas y de capacidad de los trabajadores, las diferencias regulatorias entre territorios y/o administraciones, y los requisitos y trámites para la contratación pública son las barreras que menos importancia tienen en este caso.

Captura de pantalla 2019 11 04 a las 14.06.29
Análisis sobre crecimiento empresarial / Fuente: Cámara de Comercio de España

Medidas para mejorar

En el análisis no solamente se identifican los problemas sino que también se recogen algunas propuestas para superar los obstáculos que frenan el crecimiento empresarial en el país. En este sentido, la simplificación administrativa se revela como la medida más beneficiosa para el crecimiento de las pequeñas y las microempresas. En cambio para las empresas medianas y grandes, el principal factor que ayudaría a incrementar su dimensión sería el establecimiento de incentivos, a la innovación, a la internacionalización,etc. 

Por otro lado, para las compañías de mayor dimensión, es muy importante para su crecimiento la garantía de la unidad del mercado, la mejora de las capacitaciones de los recursos humanos y gerentes, el impulso de la práctica colaborativa y las alianzas entre grandes empresas. La mejora del acceso a la financiación y el impulso de alianzas entre pymes, junto con el establecimiento de programas de información y asesoramiento son las medidas más importantes en términos relativos para las microempresas y empresas pequeñas que para las medianas y grandes.

Desglose de medidas por sector de actividad:

Fuente: Cámara de Comercio de España
Análisis sobre crecimiento empresarial / Fuente: Cámara de Comercio de España