Menú Buscar

La simbiosis entre el SCF y la tesorería digital, una gestión rentable de la liquidez en empresas

BilliB permite realizar pagos inteligentes, instantáneos, seguros y sin coste en el día a día de la gestión de la tesorería

Tesorería SFC
21.03.2018 11:34 h.
4 min

La gestión de la liquidez es una de las actividades vitales para una empresa. Su capacidad de obtener recursos líquidos a través de su actividad de explotación depende, en gran medida, de la gestión de la tesorería.

BilliB es la única solución tecnológica adaptada a la fiscalidad nacional que ofrece a las empresas españolas servicios de financiación de la cadena de suministro, conocidos como SCF (Supply Chain Finance), que se pueden prestar bajo diferentes modalidades.

Pagos inteligentes y seguros

En el caso de la plataforma SCF de BilliB, las empresas pueden gestionar directamente con sus proveedores las propuestas y acuerdos de descuentos por pronto pago, permitiendo que BilliB realice los pronto pagos de las facturas descontadas o dejadas a vencimiento. Además, pueden financiar los pagos dentro de la propia plataforma.

Para la gestión de esos procesos de descuento y liquidación de los pagos B2B, BilliB utiliza su solución SCF como palanca de adopción de la tesorería digital pues, como agente de dinero electrónico homologado por el Banco de España, hace uso de este instrumento para que los pagos sean inteligentes, instantáneos, seguros y sin coste.

Control del cash flow

Las empresas registradas en BilliB tienen abiertas cuentas de dinero electrónico (eCuentas) asociadas a sus cuentas bancarias. En ellas, se registran de forma automática los movimientos de los descuentos en las facturas introducidas en la plataforma y los correspondientes a las liquidaciones de pagos, conservando la trazabilidad de cada factura pagada.

La gestión digitalizada de la tesorería permite al director financiero tener un control total para administrar con eficiencia los flujos de pagos y cobros (cash flow). Con ello, puede evitar las tensiones de tesorería y el abuso de una financiación a corto plazo más costosa para atender los pagos previstos.

Evita los saldos improductivos

Este control de la tesorería que el director financiero consigue con BilliB, le permite prescindir de la reserva de saldos de efectivo por motivos de seguridad, es decir, no necesita mantener saldos ociosos y, por tanto, improductivos. En otras ocasiones, la gestión del cobro o los rendimientos de inversiones, por ejemplo, generan puntas de tesorería. En este caso, puede obtener una alta rentabilidad si utiliza esos excedentes de tesorería para realizar pronto pagos a proveedores.

La solución SCF de BilliB no solo ayuda a la gestión de la liquidez presente, sino que hace posible que las empresas hagan previsiones más exactas del cash flow, al gestionar los descuentos de forma colaborativa y realizarse los pagos de forma muy ágil. Es uno de los aspectos más importantes para realizar un presupuesto de tesorería fiable que sea un instrumento eficaz de análisis y orientación del desempeño en la función de tesorería.

¿Quiere hacer un comentario?