Quirónsalud Barcelona incorpora una nueva resonancia magnética de última generación

Digitaliza la imagen en el momento de obtenerla y aumenta su calidad, a la vez que reduce el tiempo de exploración. También incorpora una nueva tecnología que mejora la experiencia del paciente

Nuevo equipo de resonancia magnética del Hospital Quirónsalud de Barcelona
22.03.2018 10:42 h.
6 min

Una de las pruebas más utilizadas en los hospitales y más útiles son los estudios con imágenes por resonancia magnética, que utilizan un gran imán y ondas de radio para observar órganos y estructuras que se encuentran en el cuerpo. Los profesionales de la salud utilizan estas imágenes para diagnosticar diferentes afecciones, desde rupturas de ligamentos hasta tumores. Como sucede con muchos aparatos médicos, la resonancia magnética ha ido mejorando gracias a los avances tecnológicos.

Recientemente, el Hospital Quirónsalud de Barcelona ha incorporado un nuevo equipo de resonancia magnética que cuenta con la innovadora tecnología dStream. En comparación con los equipos anteriores, la tecnología actual permite digitalizar la imagen justo en el momento de obtenerla y mejora así la calidad de la misma, a la vez que reduce el tiempo necesario de exploración. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los sistemas de resonancia magnética opera entre 0,5 y 1,5 teslas, mientras que este nuevo equipo es de 3 tesla (3T).

De esta manera, el nuevo equipamiento facilitará el diagnóstico de diferentes patologías, así como la investigación en los campos de la oncología y la neurociencia.

Pensado para el paciente

Al tratarse de una tecnología no invasiva, la resonancia magnética es una de las exploraciones médicas más utilizadas en la actualidad por la capacidad de ofrecer una gran cantidad de información anatómica y funcional del cuerpo humano. Sin embargo, en ocasiones puede resultar incómoda, ya que requiere que el paciente permanezca completamente inmóvil durante el tiempo prolongado que dura la exploración, y que lo haga en un espacio muy cerrado, lo que genera angustia en muchos pacientes. Por este motivo se buscan maneras de mejorar tanto la calidad de las imágenes que se obtienen como la experiencia de los pacientes.

En este sentido, dentro del nuevo equipo de resonancia se consigue una atmósfera de confort debido al In-Bore Experience, que permite evadir al paciente durante la prueba gracias al uso de imágenes y música relajante que él mismo puede seleccionar. Además, este clima distendido se combina con audios explicativos que le informan en cada momento sobre el estado de la exploración, lo que le permite seguir la prueba en tiempo real. Al estar más tranquilos, los pacientes se mueven menos y se aumenta la eficiencia, dado que se evita la repetición de imágenes que aparecen distorsionadas a causa del movimiento. Esto también permite la reducción del tiempo de la prueba.

Mayor rapidez

La doctora Nadine Romera, responsable de la Unidad de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Quirónsalud Barcelona, afirma que “esta nueva tecnología nos va a permitir realizar estudios de imagen cardíaca con estudio de T1 mapping, estudios de mapa de cartílago, cuantificación de hierro en tejidos como el miocardio o el hígado, tractografía y estudios de perfusión cerebral, así como estudios de resonancia de cuerpo entero”. De esta manera, la nueva resonancia de 3 tesla podrá ser de utilidad, por ejemplo, para detectar tumores en etapas tempranas y realizar estudios mucho más exhaustivos de la actividad cerebral.

Es destacable que estos resultados pueden conseguirse en un tiempo más corto de lo habitual. La rapidez se relaciona con una mayor comodidad de la persona, que debe permanecer menos tiempo dentro del dispositivo de la resonancia.

Digitalización inmediata

Las mejoras en la calidad se consiguen con uno de los imanes más amplios del mercado, de 70 cm de diámetro, que genera un campo magnético de 3 Teslas, más potente que los de 1,5 T.

“Además, para garantizar una imagen nítida y fiable, la señal que se obtiene en el estudio se digitaliza justo en el punto donde de adquiere (antena o bobina), y se transmite rápidamente por fibra óptica; todo ello contribuye a mejorar la fiabilidad del diagnóstico”, concreta la Dra. Nadine Romera. “Esta mejora tecnológica también nos va a permitir minimizar dos de las grandes limitaciones que nos ofrece la resonancia tradicional: nos permite explorar de manera segura la presencia de algunas prótesis, que es uno de los grandes factores limitantes de la resonancia actual, y a la vez, en algunas secuencias, se reduce el sonido de la prueba, de gran ayuda en pacientes sensibles y pediátricos”, concluye Romera.

Este nuevo equipamiento se suma a todo el que se ha incorporado recientemente a la Unidad para el Diagnóstico Integral de la Patología de la Mama, en un área altamente tecnificada pensada para ofrecer claras ventajas para el paciente, su confort y la mejora de su diagnóstico.

¿Quiere hacer un comentario?