Menú Buscar
Jóvenes en su puesto de trabajo

La simbiosis perfecta entre empresarios y talento

El Programa PICE de la Cámara de Comercio de España ayuda a la inserción laboral de jóvenes de 16 a 29 años en empresas

5 min

Buscar e incorporar nuevos talentos es imprescindible para el desarrollo y la evolución de cualquier empresa. Sin embargo, el proceso puede resultar pesado, especialmente para aquellos emprendedores que regentan pequeñas compañías y que no disponen del tiempo suficiente o de un equipo de recursos humanos. Además, una vez se contrata al candidato, a veces el perfil no encaja con los costes que ello supone.

Desde otra perspectiva, la de los jóvenes que buscan empleo, las cosas tampoco son fáciles. Con una tasa de paro del 33% entre la población menor de 25 años, abrirse camino entre tantos candidatos resulta muy complicado. 

Ayudas a la contratación 

Para mejorar la empleabilidad, es importante que las empresas tengan la capacidad para contratar. Por este motivo, resulta fundamental el papel que desempeña el Plan de Capacitación del Programa PICE de la Cámara de Comercio de España, cofinanciado por el Fondo Social Europeo. Los empresarios que estén buscando talento para incorporar pueden encontrar en este programa un apoyo.

Con el respaldo de una ayuda de 4.950 euros por cada contrato formalizado, el empresario adherido al plan puede participar en acciones de inserción laboral para jóvenes altamente cualificados de 16 a 29 años. De esta manera, se da respuesta a las necesidades de la empresa, aumentando su competitividad con la incorporación de profesionales en los diferentes sectores productivos y empresariales.

Historias de éxito

Pablo Muñiz, propietario de la empresa de servicios de impresión gráfica Asturcopia, decidió adherirse al Plan de Capacitación de la Cámara de Comercio de Avilés porque le hacía falta incorporar a un trabajador con un perfil especializado en diseño. “La experiencia ha sido muy buena, ya que el Programa PICE me propuso una persona del perfil que estaba buscando y que encajó perfectamente. Después de seis meses, ya está fijo”, explica Pablo.

Alfonso Fernández y Clara Moro, en su puesto de trabajo en Asturcopia
Alfonso Fernández y Clara Moro, en su puesto de trabajo en Asturcopia

Así fue como se incorporó en la empresa Alfonso Fernández, un joven arquitecto que terminó la carrera en plena crisis. Al no encontrar trabajo decidió especializarse en otra de sus pasiones: el diseño gráfico. En esta nueva etapa se inscribió en el Programa PICE para ampliar sus oportunidades.

Seguridad para contratar 

Pablo también fichó a Clara Moro, que estudió diseño y también participó en el programa. Actualmente, trabaja en Asturcopia con un primer contrato de seis meses. “La subvención de 4.950 euros te da más seguridad para contratar, sin el riesgo de exponerse a tener una pérdida grande”, reconoce el impresor.

Otro caso de éxito es el de la firma Asturias Educación, una escuela de formación profesional. Natán Fernández, el CEO, también acudió a la Cámara de Comercio de Avilés para incorporar a una persona en el departamento de administración. “Carolina entró con un contrato inicial de seis meses y se ha adaptado muy bien; después la renovamos y ahora ya está en la plantilla de manera estable”, cuenta Natán. “ Los chicos reciben una formación previa y esto hace que los formadores ya conozcan tanto el perfil como la personalidad del alumno”.

Clara Moro, la nueva incorporación de Asturias Educación
Carolina Bermúdez, la nueva incorporación de Asturias Educación

Beneficios del Plan de Capacitación

Las empresas que se adhieren al plan gozan de distintos beneficios. En primer lugar, pueden disponer en todo momento de profesionales cualificados de diferentes sectores productivos y empresariales de su región.

Además, estos trabajadores son personas con iniciativa y motivación que cuentan con unas competencias básicas ya evaluadas y reconocidas.