Médicos españoles revolucionan las cirugías de columna con una técnica pionera a nivel mundial

El pasado julio neurocirujanos del Instituto Clavel practicaron una intervención de columna para reparar una espondilolisis en la quinta vértebra lumbar sin tener que recurrir al método habitual

Una imagen de la intervención de espondilolisis del Instituto Clavel Médicos españoles revolucionan las cirugías de columna
31.08.2018 00:00 h.
6 min

El pasado julio neurocirujanos del Instituto Clavel, ubicado en el Hospital Quirónsalud de Barcelona, practicaron una cirugía de columna pionera en el mundo para reparar una espondilolisis --una fractura-- en la quinta vértebra lumbar sin tener que recurrir al método habitual.

La nueva técnica aplicada consistió en unir los huesos fracturados con unos tornillos de titanio muy pequeños y canulados --huecos para poderlos manejar con una guía-- y tratar el hueso reparado con la proteína BMP-2, una proteína inductora del crecimiento del hueso que ayuda a consolidar fracturas.

Cirugía mínimamente invasiva

La intervención se llevó a cabo con una cirugía mínimamente invasiva gracias a la utilización de un escáner intraoperatorio de última generación. Éste permite a los médicos navegar en tiempo real y recibir datos e imágenes tridimensionales durante la operación.

Guiados por este escáner intraoperatorio, los cirujanos practicaron dos pequeñas incisiones en la espalda del paciente, y a través de sistemas tubulares de dilatación progresiva, pudieron abordar y reparar la fractura vertebral.

Dos médicos en una intervención de espondilolisis

Dos médicos en una intervención de espondilolisis

"La opción de la osteosíntesis se valoró como válida en este caso porque era un paciente muy joven, por lo que había más garantías de que se consolidara la fractura. Esta cirugía no puede realizarse en todos los pacientes de espondilolisis", explica el doctor Pablo Clavel a este medio.

Alta médica a los cuatro días

Los neurocirujanos rechazaron el método habitual, la fijación de la articulación dañada, y evitaron así que el paciente sufriera una reducción de la movilidad.

La intervención fue practicada por los doctores Pablo Clavel e Ignasi Català a un paciente de 18 años de Guatemala. El joven viajó a España expresamente desde su país para someterse a esta operación tras sufrir de espondilolisis bilateral en la quinta vértebra lumbar desde que era adolescente. La lesión le impedía hacer deporte y le causaba cada vez más molestias, según explican los médicos.

El paciente fue dado de alta a los cuatro días de la operación, y salió sin ninguna molestia del hospital​. Esto fue posible gracias a la nueva técnica empelada, que reduce de forma drástica el postoperatorio.

"Con esta técnica en 48 horas el paciente ya está en casa. En este caso, al tratarse de un paciente internacional, optamos por mantenerlo cuatro días antes de marcharse a su país”, explica el doctor Clavel. “En un par o tres de meses, si la fractura se ha consolidado completamente, puede volver a hacer vida normal. Antes, por eso, le haremos una revisión para comprobar su estado" concluye el médico.

Un médico detecta espondilolisis a un paciente

Un médico detecta espondilolisis a un paciente

¿Qué es la espondilolisis?

La espondilolisis es una rotura que provoca una separación entre el cuerpo de la vértebra --la parte anterior-- y su arco posterior. Esta patología puede no presentar síntomas, pero muy a menudo causa lumbalgias. Además, en algunos casos acaba derivando en una espondilolistesis, el desplazamiento hacia delante del cuerpo de la vértebra fracturada, lo que causa lumbalgias más severas y ciática. Se estima que entre un 3 y un 5% de la población puede llegar a sufrir esta patología.

Esta enfermedad puede tener un origen congénito o ser causada por problemas de consolidación de los huesos durante la infancia o adolescencia, o por traumatismos.

En los casos más severos de espondilolisis, se suele practicar una artrodesis, que consiste en fijar la vértebra dañada a otra mediante tornillos o injertos óseos y bloquear así la articulación para conseguir mayor estabilidad y menos dolores.

Sin afectación a la movilidad

En este caso, la novedad es que no ha sido necesario recurrir a esta fijación, por lo que la movilidad de la columna no ha quedado afectada en ningún grado.

Los cirujanos, en lugar de practicar una artrodesis, fijando la quinta vértebra lumbar del paciente con su primera vértebra sacra, se decantaron por reparar la doble fractura que sufría el joven a ambos lados de la vértebra con una osteosíntesis.

¿Quiere hacer un comentario?