Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer se queja de dolor de espalda mientras teletrabaja / EUROPA PRESS

La lumbalgia: por qué se produce y qué hacer para aliviar el dolor

Repasamos una serie de ejercicios para combatir una patología que afecta, sobre todo, a gran parte de la población trabajadora

4 min

La principal causa de absentismo laboral en los países industrializados son las dolencias de espalda. La lumbalgia se ha convertido en un problema sanitario y socioeconómico de primer orden en los diferentes sectores profesionales a causa de su alta prevalencia en trabajadores.

Esta incapacidad laboral se ha relacionado mucho con el tipo de trabajo, especialmente aquellos que son muy rutinarios y estáticos que obligan a permanecer, de pie o sentado, durante tiempos prolongados. También afecta en exceso a aquellos en los que hay que cargar peso o transportistas que deben pasar mucho tiempo en la misma postura.

Una patología muy extendida

En la actualidad es una de las más discapacitantes patologías a las que se enfrenta la población activa, puesto que afecta a más del 70% de la población en algún momento de su vida.  

“Es la mayor responsable de incapacidad y de absentismo laboral con el consiguiente elevado coste económico y deterioro en la calidad de vida de quienes lo padecen”, asegura Jaime Benito, del equipo de Fisioterapia preventiva de Quirónprevención, compañía de prevención de riesgos laborales del grupo Quirónsalud que acaba de poner en marcha un nuevo proyecto de medicina preventiva para prestar atención sanitaria a particulares, además de a empresas.

En ese sentido, la compañía optimizará sus instalaciones para incorporar una completa oferta de consultas sanitarias con médicos especialistas en Urología, Ginecología, Cirugía General, Otorrinolaringología, Psicología clínica, Fisioterapia, Podología, y Nutrición y Dietética, entre otros, ampliando la red asistencial de hospitales y centros médicos de Quirónsalud.

Cómo combatirlo

La situación más común es padecer una lumbalgia inespecífica y esta está relacionada con alteraciones en la estática y desequilibrios en el tono y fuerza de los músculos de los canales vertebrales, y de la prensa hidro-aérea abdominal y también los músculos de brazos y piernas. Su fatiga y su rigidez afectan al normal movimiento de la columna, provocando con el tiempo sobrecargas articulares a varios niveles, que son el origen del dolor.

Para combatir esta dolencia, las soluciones pasan por “mejorar el dolor, la función física y la fuerza muscular a través de programas de ejercicios activos con secuencia de movilidad activa, potenciación concreta y general, estabilidad, control motor y la conciencia corporal ante los movimientos funcionales o posturales para sus actividades del día a día”, explica el especialista de Quirónprevención

Ejercicios para prevenir el dolor lumbar

El ejercicio físico es fundamental en el abordaje de este tipo de disfunciones. Salvo en ocasiones muy específicas, se debe descartar el reposo, ya que éste favorece la atrofia muscular y la pérdida de masa ósea. Por el contrario, la actividad física restaura la función, mejora la conducta y disminuye la percepción de dolor.

Hay que tener en cuenta que el ejercicio se debe practicar de una manera correcta, con una postura apropiada, una carga o esfuerzo ajustados a cada persona y dentro de unos límites de movimiento. Por lo tanto, antes de empezar, aquellas personas que tengan dolor lumbar deben acudir al consejo del especialista.