Menú Buscar
Un ruleta de un casino

La relevancia arquitectónica de los casinos

Internet ha sido uno de los principales promotores de los casinos, tanto en juego presencial como online

18.08.2017 17:37 h.
4 min

En los últimos veinte años, la popularidad de los casinos online ha ido en aumento, implantándose como la competencia directa de los casinos tradicionales. De hecho, desde finales de 2014, la participación en juegos de casino no ha dejado de aumentar, como lo muestran los últimos datos del informe Mercado del Juego Online en España, facilitado por el Ministerio de Hacienda y Función Pública. Las ventajas de los casinos online y de los tradicionales son diversas y ambos intentan hacer frente a los inconvenientes que suponen cada uno de los dos métodos. La posibilidad de socializar en persona, el ambiente e incluso la arquitectura del lugar son algunos de los puntos positivos de los casinos tradicionales. El espacio es, de hecho, una de las virtudes más valiosas de este tipo de casinos, por lo que incluso las plataformas online están empezando a tener más presencia en ellos. Es el caso del casino de España 888 que, siendo una de las plataformas online más importantes del mercado, volverá a patrocinar las Series Mundiales de Póker en el King’s Casino de Rozkadov de República Checa.

Esta innovadora iniciativa contrasta con el cierre de icónicos casinos como por ejemplo el Riviera de Las Vegas, inaugurado en 1955 y demolido el año pasado. Este casino había sido en varias ocasiones el escenario de rodaje de varias películas hollywoodienses, como Ocean’s Eleven y Diamantes para la eternidad, lo que confirma una vez más la importancia arquitectónica de las instalaciones que dan vida a los casinos tradicionales. Tanto es así, que en la actualidad encontramos revistas como Casino Design Magazine en la que se vincula diseño, construcción y sector del juego.

A pesar de que “queda mucho por hacer”, según una entrevista a la arquitecta de casinos Aldina Quintero “la tendencia del sector es la profesionalización a escala global”. La arquitecta argentina prevé que la inversión económica en este sector puede llevar parejo también el desarrollo de nuevos proyectos de diseño y arquitectura, juntándose a los ya existentes, algunos de importancia histórica.

Entre ellos, destaca por su belleza arquitectónica el Casino de Montecarlo, situado en el Principado de Mónaco y mandado construir por el príncipe Carlos II de Mónaco. Bajo un estilo barroco, su construcción estuvo dirigida por Charles Garnier, el mismo arquitecto encargado de la Ópera de Paris. En su interior cuenta también con una serie frescos pintados por Boucher, además de todo un conjunto escultórico. La construcción alberga también en su interior un atrio en mármol y oro.

Otro de los casinos más reconocidos por su arquitectura es el Megaresort Mrina Bay Sand, en Singapur. Su forma está inspirada en una baraja de cartas y su diseño corrió a cuenta de Moshe Safdie. El valor artístico de este casino va más allá de sus paredes, ya que en su interior alberga las obras de artistas como Sol Lewitt, Antony Gormley o Zheng Chongbin.

En nuestro país encontramos también casinos que son obras de arte al mismo tiempo. El edificio del Casino de Madrid es una de ellas. Inaugurado oficialmente en 1910, su construcción estuvo dirigida por José López Sallaberry, que además de ser arquitecto, era un amante de los casinos.