Menú Buscar
Una foto de archivo de la documentación de un vehículo

¿Qué documentación es obligatoria llevar en un coche?

Los papeles de cada vehículo son fundamentales para evitar problemas legales

6 min

Cuando nos montamos en el coche y noas ponemos en marcha siempre debemos llevar con nosotros cierta documentación sin la cual es legalmente imposible circular. El permiso de conducción, el seguro del vehículo --es imprescindible conseguir uno de los seguros de coche baratos-- y la tarjeta de la ITV son solo tres de los papeles que es necesario llevar encima al conducir. Pero, ¿qué otros papeles hacen falta? Hoy damos respuesta a la pregunta de la documentación obligatoria.

Lo primero de todo es el carnet de conducir. También conocido como permiso de conducción, este documento siempre es necesario llevarlo encima al conducir. Si nos paran y no lo llevamos, la multa será lo de menos comparado a que retienen el vehículo en el lugar hasta que alguien lo pueda conducir. Por otra parte, siempre hay que llevar el documento en regla, pues si los datos son incorrectos la multa asciende a 80 euros, mientras que si está caducado supone una sanción de hasta 200 euros.

El vehículo, en regla

El segundo documento que siempre hay que llevar es la pegatina de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Colocada en la esquina superior derecha de la luna, es una tarjeta obligatoria cuando el vehículo pasa los 4 años de antigüedad. El examen de la ITV se pasa cada dos años hasta que nuestro coche cumple los 10 años, momento en el cual ha de pasar la revisión cada año. No obstante, aparte de esta pegatina hay que portar el informe favorable de que el coche ha pasado con éxito la ITV. Si no lo portas, la infracción es leve y se pena con 10 euros, mientras que un informe caducado asciende la multa a 200 euros.

Por otra parte, el vehículo también cuenta con su propio permiso de circulación. Este documento es de obligado porte ya que de esta manera se conocen las características del mismo en el momento de la fecha de matriculación, el tipo de motor, la cilindrada y el número de bastidor. De nuevo en esta ocasión si no portamos el permiso de circulación del vehículo y nos para la policía retienen la marcha y la multa es baja, pero si este documento está caducado la sanción es bastante dura: hasta 500 euros.

Además de esta documentación obligatoria, también hay otra que es recomendable portar cuando comenzamos la marcha. Este es el caso de la póliza del seguro, la cual es recomendable llevar en el coche al conducir junto al justificante de pago y el recibo. Nunca se sabe cuándo puede darse lugar un accidente, y como más vale prevenir que curar se aconseja siempre llevarla junto al resto de la documentación.

De esta misma talla se encuentra el impuesto municipal de circulación, que se recomienda portar y se paga con un importe diferente dependiendo del tipo de vehículo, su potencia y la ciudad en la que se matricule. Aunque sea un documento con validez entre el conductor y el Ayuntamiento y la policía no te pare por no llevarlo, sí que se puede notificar una irregularidad en el mismo, como llevarlo caducado o sin pagar.

¿Qué pegatinas son obligatorias?

Asimismo, una pegatina que puede llevarse ahora pero no es estrictamente necesaria es la del nivel de emisiones. Colocarla en la luna del vehículo es más una decisión nuestra como conductores para tener ciertas ventajas, como poder conducir por el carril Bus VAO siempre y cuando nuestro coche sea Cero Emisiones.

Por último, si tenemos  pensado conducir fuera de España, es necesario que llevemos cierta documentación con el objetivo de no tener problemas si nos paran. Más allá del permiso de conducción, el permiso de circulación del vehículo, la pegatina de la ITV y el resguardo del seguro, debemos añadir a la suma la conocida como “carta verde”. Este papel, emitido por nuestra compañía de seguros, acredita que nuestro vehículo cuenta con la Responsabilidad Civil Obligatoria. Es una cobertura con la que hay que contar cada vez que se sale fuera del país de matriculación del vehículo en cuestión.

Una vez que conocemos toda la documentación necesaria que hay que llevar en el vehículo para conducir, es necesario establecer el lugar donde se van a guardar. La tarjeta de la ITV debe pegarse en la esquina superior derecha de la luna de nuestro coche, mientras que el permiso de conducción siempre suele llevarse en la cartera. Pero, ¿y el resto de papeles? La documentación del vehículo suele guardarse, por norma general, en uno de estos cuatro lugares: en la guantera, bajo el asiento del copiloto, en los bolsillos tras los asientos delanteros o en el maletero, en un lateral de la carga. Conocer la situación de los documentos del vehículo es sumamente importante sobre todo si nos para la policía, pues no saber dónde están denota que puedan no estar en regla o incluso no portarlos.