Menú Buscar
Un momento de la intervención con Nanoscope por el equipo del doctor Oscar Ares/ Quirónsalud

El dispositivo Nanoscope se estrena en el Hospital El Pilar

La nanoscopia está revolucionando la forma en que se diagnostican y tratan las lesiones articulares

3 min

El primer paciente en ser intervenido en el Hospital El Pilar con el NanoScope fue un hombre joven que sufría un intenso dolor en el hombro cuando practicaba deporte. El doctor Óscar Ares, cirujano especialista en traumatología de dicho centro hospitalario, se encontró con un problema al intentar descartar una rotura de los tendones del manguito rotador en el hombro. 

Debido a intervenciones de fracturas anteriores, el paciente tenía dos placas de metal, una en el húmero y otra en la clavícula, así que los resultados de la resonancia magnética no eran concluyentes, ya que la presencia de metal distorsiona la imagen de la resonancia.

Diagnóstico más preciso

La falta de visibilidad ha sido un problema frecuente en la detección de lesiones con referencia a las articulaciones y los tendones. Por eso, el doctor Ares tomó la decisión de realizarle una artroscopia con el sistema NanoScope para realizar el diagnóstico. “En un breve espacio de tiempo pudimos comprobar que no existía la rotura del manguito rotador”, explica Ares. 

Sin embargo, sí observó la presencia de adherencias de tejido debidas a la producción excesiva de colágeno como respuesta del organismo a la placa que presentaba el paciente en el húmero.“Al tratarse de una lesión menor pudimos intervenir directamente con el NanoScope y se descartó una cirugía", concluye el doctor.

Detalle de la rodilla durante la intervención con NanoScope/ Quironsalud
Detalle de la rodilla durante la intervención con NanoScope/ Quironsalud

Técnica revolucionaria

La nanoscopia está revolucionando la forma en que se diagnostican y tratan las lesiones articulares. Esta técnica es el resultado de una microscopía mucho más sofisticada que permite la visualización de las articulaciones y los tendones bajo anestesia local en un ambiente de oficina o sala de tratamiento sin necesidad de anestesia general o grandes incisiones.

Se trata de un sistema de artroscopia ‘todo en uno’ que, a diferencia de los sistemas tradicionales, incorpora la luz con tecnología LED y la cámara en el cabezal. La óptica mide 1,9 mm de diámetro como la mina de un bolígrafo y  puede incorporar una cánula que permite realizar inyecciones de fluido guiadas directamente sobre la lesión.