Menú Buscar
Un trabajador en una oficina con mascarilla / EFE

Cómo reincorporarse a la actividad de forma segura

La vuelta al trabajo debe ser especialmente cuidadosa por la presencia del Covid-19, y debe garantizar la seguridad de trabajadores y clientes

27 min

El coronavirus SARS-CoV-2 llegaba a nuestras vidas hace alrededor de seis meses para alterarlo casi todo, entre otras cosas, nuestra forma de trabajar. Con el estado de alarma, muchas empresas se veían obligadas a parar su actividad y, las que no, seguían haciéndolo pero aplicando nuevos procedimientos.

La vuelta a la actividad debe hacerse de una forma planificada, con un sentido, y en función de las particularidades de cada compañíasegún explican desde Quirónprevención, empresa de prevención de riesgos laborales del grupo Quirónsalud que en estos meses está trabajando con numerosas empresas para diseñar y poner en marcha protocolos específicos en función del sector de actividad, número de trabajadores, tipo de centro o características del puesto de trabajo de los empleados.

Según estas variables debe establecerse un plan de actuación para la reincorporación a la actividad post Covid-19 en el que se detallen las acciones que la empresa realizará para garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores teniendo en cuenta medidas higiénicas básicas, de distanciamiento interpersonal, medidas organizativas, medidas de prevención del riesgo de difusión o contaminación, medidas de prevención del personal especialmente sensible, y medidas de actuación ante la sospecha o activación de un posible caso.

Salud de los trabajadores

De cara a la reincorporación de los empleados a sus puestos de trabajo será fundamental conocer su estado de salud para evitar focos de contaminación y contagio y controlar la situación inmunológica de la plantilla. Para ello, existen diferentes pruebas pero, ¿cuál es la mejor? La respuesta es que no hay un test mejor que otro, sino que depende de la situación en la que nos encontremos o de qué y cómo queramos estudiar o analizar.

Lo ideal sería combinar de forma secuencial test rápidos, test serológicos de tipo cuantitativo y PCR en determinadas situaciones y a través de una estrategia epidemiológica integral de determinación de la huella inmunológica del Covid-19 y para la identificación de los casos potencialmente portadores. Sin embargo, no todas las empresas pueden permitirse realizar los tres tipos de pruebas a todos sus trabajadores, por lo que una propuesta lógica sería:

  1. Para valorar la situación inmunológica de aquellas personas que no hayan tenido ningún tipo de síntoma o no hayan pasado la enfermedad, los test rápidos
  2. Para valorar la situación inmunológica de las personas que han tenido algún síntoma sospechoso (con más de 15 días de evolución desde el inicio de los síntomas) o hayan pasado la enfermedad con anterioridad, test serológicos con punción intravenosa.
  3. Para las que comiencen con síntomas, la realización de una PCR tras las primeras 48 horas de iniciados los mismos, ya que nos indicará si la persona está infectada por el SARS-CoV-2 o no.

Certificado de espacio seguro

Hacer las cosas bien ahora facilitará el desarrollo de la actividad de las empresas en los próximos meses. En este sentido, desde Quirónprevención se ha creado un sello distintivo de Protocolo Seguro Covid-19 con el objetivo de reconocer y acreditar el trabajo y compromiso de quienes apliquen las medidas necesarias para que sus compañías se conviertan en espacios seguros y saludables. Una distinción que servirá a la población para identificar aquellos espacios controlados y alineados con los estándares más exigentes frente al Covid-19. Estas son algunas medidas a tener en cuenta en sectores concretos.

Educación

Los centros educativos son espacios de convivencia donde es necesario el establecimiento de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud que posibiliten que sean entornos seguros y saludables y que se pueda realizar una detección precoz y adecuada gestión de los casos. Estos son los principios básicos de prevención, higiene y promoción de la salud frente a la Covid-19 en los centros educativos.

Limitación de contactos

La limitación de contactos, manteniendo la distancia interpersonal de 1,5 metros o creando grupos estables de convivencia, facilita el rastreo de contactos de una forma rápida y sencilla. Para lograrlo, también es importante adoptar otras medidas como:

  • Incorporar elementos que actúen como barrera física, como mamparas o paneles y priorizar la comunicación con las familias telemáticamente, evitando las reuniones presenciales.
  • Priorizar la utilización de los espacios al aire libre y realizar una entrada y salida del centro escalonada, así como reducir al mínimo los desplazamientos de grupos de alumnos por el centro y fomentar el transporte activo (andando o bicicleta). 

Prevención personal

La higiene de manos es una medida básica para evitar la transmisión, así como la higiene respiratoria. Se debe realizar de forma frecuente y meticulosa, durante al menos 40 segundos con agua y jabón y, si no es posible, utilizar gel hidroalcohólico durante 20 segundos. También es básico evitar tocarse la nariz, los ojos y la boca.

De la misma manera, es importante cubrir la boca y la nariz al toser o estornudar con el codo flexionado, usar mascarilla cuando no se pueda mantener una distancia interpersonal superior a 1,5 metros o cuando no se esté con el grupo estable de convivencia y extremar las medidas de higiene y prevención en caso de compartir objetos.

Limpieza, desinfección y ventilación

Para una correcto limpieza, desinfección y ventilación del centro, se dispondrá de un protocolo en el que estas tareas se realizarán, al menos, una vez al día, reforzándose en aquellos espacios que lo precisen en función de su uso donde se llevarán a cabo al menos tres veces al día. También se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, zonas privadas de los trabajadores, áreas de descanso, vestuarios, taquillas, aseos y cocinas.

Respecto a la gestión de los casos, se dispondrá de un protocolo de centro y un protocolo de salud pública para la actuación ante la aparición de casos, y no asistirán al centro los estudiantes, docentes y otros profesionales que tengan síntomas compatibles con Covid-19, o que estén en aislamiento o en período de cuarentena domiciliaria. En caso de que una persona comience a desarrollar síntomas, se la llevará a un espacio separado de uso individual, se le colocará una mascarilla quirúrgica y se contactará con la familia.

En el caso de trabajadores, se debe llamar al centro de salud de Atención Primaria de referencia, o al teléfono de referencia de su comunidad autónoma, y/o su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y deben abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario

Reorganización

En cuanto a la reorganización del centro, se modificarán los espacios para posibilitar la distancia interpersonal y la limitación de contactos y sacar el máximo aprovechamiento de todos los espacios disponibles. De la misma manera, se establecerán horarios y flexibilización para minimizar la presencia de personas de manera simultánea.

Además, los trabajadores deben contar con equipos de protección adecuados y se debe asegurar la disponibilidad en todo momento del material necesario para el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene.

El centro tendrá una coordinación con atención primaria, salud pública, servicios sociales y con entidades locales, para lo que participarán las familias a través del AMPA y el alumnado mediante alumnos mediadores.

Comunicación y formación

El centro deberá implementar un plan de comunicaciones para que la información sobre los protocolos de actuación y las medidas de prevención, higiene y promoción de la salud lleguen y sean comprendidas por todos. Además, se diseñarán e instaurarán actividades de educación para la salud que incluyan las medidas de prevención, higiene y promoción de la misma.

En materia de equidad, se atenderán las necesidades de grupos en situación de vulnerabilidad social, grupos en situación de especial necesidad y personas con discapacidad, y se prestará especial atención en la vigilancia del absentismo escolar. El centro debe seguir siendo un entorno solidario, respetuoso e inclusivo donde se evitará la discriminación y la estigmatización de los estudiantes y de todo el personal que haya podido estar expuesto al virus o puedan infectarse en un futuro. 

Hoteles

Para garantizar la seguridad en los establecimientos hoteleros, la Secretaría de Estado de Turismo ha acordado con las comunidades autónomas coordinar un protocolo sanitario único frente a la COVID-19. El organismo encargado de la redacción de este documento ha sido el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), ayudando de esta forma a que los hoteles y apartamentos turísticos puedan identificar y analizar los riesgos en sus organizaciones, implementando las medidas de control necesarias para hacer frente al virus. El documento ha recibido el visto bueno del Ministerio de Sanidad y sirve de base para que cada establecimiento desarrolle su propio plan, adaptado a sus características, cumpliendo siempre de manera estricta con los mínimos establecidos para los diferentes departamentos y espacios.

Este protocolo se traduce en diferentes medidas de seguridad, como el mantenimiento de la distancia de seguridad mínima, la instalación de alfombras desinfectantes para las entradas a los establecimientos, y la dotación de gel hidroalcohólico para uso de clientes, visitantes y trabajadores.Además, se recomienda la instalación de elementos físicos de protección como pantallas en los puestos de atención a los huéspedes, recepción y acogida, entrada a restaurantes y otros.

De la misma manera, se hace especial hincapié en evitar compartir objetos, como bolígrafos, para reducir el riesgo de transmisión del virus, depositar en un recipiente desinfectante las tarjetas o llaves de acceso a las habitaciones, fomentar el pago con tarjeta u otros medios electrónicos y dotar a todos los empleados de los equipos de protección.

Habitaciones y zonas comunes

El servicio de habitaciones realizará siempre la limpieza de las mismas sin la presencia del huésped y contando con equipos de protección. En las habitaciones se reducirá la decoración y los amenities, y se aumentará la frecuencia de limpieza en todas las zonas de mayor contacto. Las mantas y  almohadas deben estar protegidas y el secador de pelo se debe limpiar. Todos los textiles de nuestra habitación habrán sido lavados a más de 60°C.

En los restaurantes se asegurará la limpieza de las superficies de mesa y sillas después de cada uso por parte de los clientes. Se eliminarán los productos de autoservicio y se garantizará un servicio de buffet asistido o a la carta y un aumento de la cocina en vivo, aumentando las raciones monodosis con tapa en alimentos fríos y calientes En todos los establecimientos también se reducirán los elementos decorativos.

Se trata pues de que podamos disfrutar de todas las instalaciones y servicios del alojamiento que hemos contratado de manera totalmente segura, para lo que es necesaria la colaboración de todos, clientes y trabajadores, siguiendo siempre las indicaciones del personal del establecimiento.

Oficinas

Entre las medidas básicas que tienen como finalidad prevenir el potencial riesgo de contaminación o contagio propio o ajeno en el ámbito del trabajo, es importante ofrecer la información necesaria a los empleados sobre diferentes aspectos, como el distanciamiento social de dos metros, que la higiene de manos como medida principal de prevención y control de la infección, taparse la boca y nariz con un pañuelo y desecharlo a un cubo de basura con tapa y pedal al toser o estornudar y evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Se recomendará el uso de mascarilla de barrera, se pondrá a disposición de los trabajadores las instrucciones y normas de prevención a aplicar en el centro de trabajo, se asegurará que los trabajadores tengan fácil acceso a agua y jabón, así como, papel desechable para secado y papeleras en los lugares de trabajo.  Si es necesario, se dispondrá de dispensadores jabonosos y/o de solución alcohólica desinfectante en presentaciones individuales y se reforzará la limpieza y desinfección de lugares y equipos de trabajo.

Distanciamiento interpersonal

Para reducir el riesgo de exposición al nivel más bajo posible y garantizar el mínimo contacto y el distanciamiento interpersonal, se tomarán medidas como analizar la distribución y organización espacial, así como de los procesos de trabajo En el caso de cruces inevitables que no puedan garantizar la distancia de dos metros por espacios estrechos sin utilizar protección respiratoria, se realizarán en el menor tiempo posible, sin pararse, y girando la cara hacia el lado contrario donde está la otra persona.

Como norma general, las tareas que no puedan hacerse conservando dos metros de separación, o alternativa de barrera física, deben hacerse con EPI o suspenderse. Otras medidas contemplan la clausura de las fuentes de agua y evitar compartir material de oficina, equipos y herramientas (especialmente en los casos en que no empleen guantes). Otra opción, aplicable especialmente en empresas con varios turnos en los que los trabajadores de cada turno deban utilizar los equipos del anterior, sería colocar plásticos o film transparente sobre los elementos compartidos (teclados, ratones, teléfono, reposabrazos y reposacabezas, sillas, volante, palancas, llaves de carrerillas, mandos de grúas…), que retirarán los trabajadores del turno siguiente, higienizarán los elementos, y volverán a cubrir estos elementos con plástico o film.

En los locales destinados a ocio, descanso, comedores colectivos o cafeterías, deberá de limitarse el aforo, procurando crear turnos de horario para el uso de estas instalaciones. Respecto a los establecimientos con elevadas concentraciones de público, el aforo máximo deberá permitir cumplir con el requisito de distancias de seguridad, se fomentará la habilitación de mecanismos de control de acceso en las entradas de los locales y se establecerán medidas para organizar a las personas que permanezcan en el exterior del establecimiento en espera de acceder a él cuando lo permita el aforo. Todo el público, incluido el que espera en el exterior del establecimiento, debe guardar rigurosamente la distancia de seguridad.

Medidas organizativas

En cuanto a las medidas de organización de la actividad laboral, deben establecerse procedimientos de trabajo para reducir la duración, frecuencia e intensidad de la exposición al riesgo, identificando operaciones esenciales y eliminando retrasando el resto de operaciones. Es importante organizar el trabajo de modo que se reduzca el número de trabajadores expuestos estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de contacto de persona a persona, y en la medida de lo posible se dispondrá una reincorporación paulatina de los trabajadores.

Siempre que sea posible se evitarán los viajes y desplazamientos por reuniones y unido al teletrabajo, se contemplarán posibilidades de redistribución de tareas, se reorganizarán los puestos de trabajo aplicando flexibilidad horaria, se deberá facilitar el teletrabajo siempre que sea posible y se realizará un aprovisionamiento de EPI, especialmente mascarillas quirúrgicas, mascarillas FPP2 y guantes de protección frente a agentes biológicos. De la misma manera, se ofrecerá información y formación sobre Covid-19 en el ámbito laboral.

Respecto a los desplazamientos a los centros de trabajo, deberán dictarse normas y medidas de flexibilización de los horarios de entrada y salida para que pueda evitarse en la medida de lo posible el uso de transporte público en horarios en los que sea previsible una alta ocupación. Cuando se utilicen autobuses de empresa, deberá disponerse de forma que se ocupen los asientos de forma que pueda asegurarse el mantenimiento de las distancias de seguridad entre los ocupantes y debería disponerse de una norma de desinfección de los vehículos que se aplique tras cada uno de los transportes. 

Riesgo de difusión

Sobre las medidas van enfocadas a prevenir la aparición de posibles focos de contaminación o de difusión de la infección dentro y desde la empresa, se encuentran aquellas de control del estado de salud, donde destaca la valoración del estado inmunológico actual. Será importante establecer medidas de control de acceso, como mediciones de temperatura corporal a distancia en las incorporaciones a los centros, la realización previa y periódica de test rápidos a los trabajadores y la valoración de presencia de síntomas generales o específicos.

Para prevenir riesgos y daños derivados en personas de riesgo y especialmente sensibles, se deberá informar a los trabajadores qué se considera trabajador personalmente sensible y grupos vulnerables para Covid-19 y cualquier trabajador que pueda serlo deberá comunicarlo de forma inmediata a su responsable para su valoración y que se puedan adoptar las medidas preventivas necesarias.

Las medidas a aplicar en estos casos, se derivarán de las características del trabajo a realizar, y pueden ser teletrabajo completo, flexibilización, retirada del trabajo presencial o facilitar, si con las medidas de alejamiento no fuera suficiente o no pudieran garantizarse, protección y guantes de protección a personas vulnerables reconocidas. 

Actuación ante posible caso

Cuando se reconozca un posible caso positivo, cada trabajador debe observar su propio estado de salud ante la posible aparición de alguno de los siguientes síntomas: fiebre, tos, sensación de fiebre alta, dificultad respiratoria, sensación de falta de aire. En caso de que presente alguno de estos síntomas, comunicarlo a su inmediato superior y si es posible no acudirá al trabajo. Además, se deberá aislar el posible caso y se procederá a la limpieza de la zona de trabajo en la que estuviera trabajando con una solución de agua con lejía o con paños de limpieza con solución hidroalcohólica según los casos y tipo de dispositivo.

Simultáneamente se llevará a cabo una identificación de contactos que afectará a cualquier persona que haya proporcionado cuidados mientras el caso presentaba síntomas o convivientes, familiares y personas que hayan estado en el mismo lugar que un caso mientras el caso presentaba síntomas a una distancia menor de dos metros durante un tiempo de al menos 15 minutos. El servicio sanitario de prevención de riesgos laborales será el encargado de establecer los mecanismos para la investigación y seguimiento de los contactos estrechos en el ámbito de sus competencias, de forma coordinada con las autoridades de salud pública.

Construcción

Durante la actividad en condiciones de seguridad en las empresas de construcción o afines, desde Quirónprevención se recomienda una reducción en lo posible de la presencia de trabajadores y otras personas en las zonas de trabajo, realizando un control exhaustivo de los trabajadores que hay en obra en cada momento, diario y efectivo. Además, deberá potenciarse la realización de teletrabajo en el caso de personal administrativo y, en puestos presenciales, propiciarse que durante toda la jornada se pueda conservar la norma de mantener siempre una distancia prudencial entre los trabajadores u otras personas y se deberá revisar la planificación de trabajos prevista para identificar las tareas en las que, por su propia naturaleza, no permitirán a los trabajadores mantener las distancias de seguridad.

También se deberán fijar medios efectivos de vigilancia permanente sobre las tareas que en principio admitan el mantenimiento de la distancia de seguridad y, en aquellas tareas que deban realizarse en colaboración entre varias personas en las que no pueda conservarse esta distancia de seguridad, se deberán realizar con EPIs adecuados si no se suspenden. Se cancelarán todas las reuniones que no sean fundamentales para el desarrollo de la obra, se realizarán los encuentros obligatorios en un lugar despejado y se evitará tocar materiales o papeles sin guantes.

Suspender formaciones internas, evitar tocar a otras personas, elaborar carteles con información visual, verificar que hay medios suficientes y efectivos puestos a disposición de los trabajadores para que puedan proceder a la higiene personal y limpieza y limitar el número de personas en las dependencias cerradas, serán otras de las medidas fundamentales para garantizar la seguridad.

Otras medidas

En el caso de los vestuarios donde no se pueda garantizar una separación mínima de dos metros, se podrá venir con la ropa de trabajo desde casa. No se compartirán cubiertos, vasos, platos, bebidas o alimentos, se dará preferencia a las comunicaciones entre los operarios vía emisora o similar y en caso de utilizar cualquier herramienta manual u otros utensilios de trabajo que tengan uso comunitario será obligatoria la limpieza de las herramientas con el material sanitario o las soluciones de lejía o amoniaco puestos a disposición.

De la misma manera, ha de prestarse especial atención a la retirada y la forma de eliminación de los residuos que pudieran suponer un riesgo de contagio y los operarios de maquinaria móvil deberán limpiar las superficies antes de los cambios de turno, con especial énfasis en los mandos, las superficies y los cristales.