Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un cirujano controla la consola Da Vinci en una intervención: la tecnología posibilita la cirugía robótica  / QUIRÓNSALUD

Cirugía robótica: cuando las intervenciones quirúrgicas requieren de alta tecnología

El robot Da Vinci aporta mayor precisión, acorta el tiempo de la operación y posibilita una recuperación más rápida del paciente

4 min

La cirugía robótica es la técnica más sofisticada y avanzada del mundo en cirugía mínimamente invasiva, que se caracteriza por aportar mayor precisión y seguridad a las intervenciones, optimizar el tiempo quirúrgico y lograr una más rápida recuperación de los pacientes.

Esta tecnología está especialmente indicada en intervenciones urológicas, ginecológicas, torácicas, otorrinolaringológicas y de cirugía general.

Intervención a distancia

La plataforma Da Vinci de última generación permite a los cirujanos realizar intervenciones quirúrgicas a distancia mediante una consola que controla unos brazos robóticos articulados que reproducen los movimientos de la mano, muñeca y dedos del cirujano, al que además de otorgarle mayor precisión durante la intervención, le ofrece una visión ampliada y nítida.

img 5361
Preparación de un paciente para ser sometido a cirugía robótica / QUIRÓNSALUD

Entre las ventajas de la cirugía robótica Da Vinci, el doctor Salvador Esquena, Jefe de Servicio Transversal de Urología del Hospital Universitario General de Cataluña, destaca "la simplificación de las cirugías, la facilidad y comodidad de movimiento del cirujano durante el proceso quirúrgico, la visión real tridimensional que garantiza una gran calidad y precisión en los detalles anatómicos sin la necesidad de utilizar gafas con la obtención de excelentes resultados quirúrgicos".

Las ventajas

Además, este médico especialista en urología pone especial énfasis en que “en las intervenciones con el robot quirúrgico se eliminan los movimientos involuntarios del cirujano y se reduce el cansancio postural en cirugías de larga duración, al permitirle estar sentado ante la consola”.

En relación a las ventajas de la utilización de esta técnica para los pacientes, se reduce el dolor postoperatorio y las cicatrices son mínimas, ya que permite realizar intervenciones con incisiones más pequeñas, favoreciendo la recuperación del paciente y reduciendo el riesgo de sangrado.

Múltiples aplicaciones

La cirugía robótica Da Vinci se puede utilizar en urología para cirugía del cáncer de próstata, cirugía oncológica de riñón y vías urinarias, cirugía de la vejiga y cirugía reconstructiva de la vía urinaria; en ginecología para miomectomías, tumores de útero, histerectomía o reconstrucciones tubáricas; en otorrinolaringología para cirugía del síndrome de apnea obstructiva del sueño, tiroidectomia y paratiroidectomía transaxilar o extracción de tumores.

También se aplica en cirugía general en intervenciones quirúrgicas en otras especialidades, como en cirugía de colon y recto, bariátrica, hepato-bilio-pancreática o del tercio inferior de esófago, así como múltiples tipos de tumoraciones pulmonares y de mediastino.