Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los neurocirujanos Pablo Clavel e Ignasi Català se preparan para una intervención con la plataforma de guiado robótico para columna Mazor X Stealth™ Edition / QUIRÓNSALUD

La cirugía robótica, la respuesta para acabar con los problemas de columna

Quirónsalud Barcelona ha realizado ya un centenar de intervenciones con una plataforma de guiado robótico que reduce el riesgo, aumenta la precisión del cirujano y minimiza la radiación

6 min

El futuro de la cirugía pasa por conseguir actuaciones cada vez menos invasivas y lograr una mayor precisión. Los avances de los últimos años han permitido reducir el riesgo en las intervenciones quirúrgicas relacionadas con la columna vertebral, especialmente si se compara con la cirugía convencional. El uso de plataformas robóticas, además, ayuda a que el paciente experimente una recuperación mucho más rápida e indolora. 

El empleo de la más alta tecnología es una nueva forma de entender la cirugía que está cambiando el estándar de las intervenciones quirúrgicas. Gracias a la combinación de software avanzado, tecnología robótica y elementos de navegación e instrumentación para ayudar al cirujano, se consigue una trayectoria precisa y segura en los procedimientos quirúrgicos.

Cien intervenciones

El Hospital Quirónsalud Barcelona ha alcanzado ya las 100 intervenciones para patología de columna con la plataforma de guiado robótico para columna Mazor X Stealth™ Edition, fabricada por Medtronic, que incorporó a sus instalaciones en 2021.

El equipo liderado por el doctor Pablo Clavel, director del Instituto Clavel del Hospital Quirónsalud Barcelona, emplea regularmente este equipamiento, que ha ayudado a mejorar la precisión y la exactitud en la colocación de implantes en la columna vertebral.

Un robot que guía al cirujano

El robot Mazor X Stealth™ Edition está indicado para conseguir una colocación precisa de los implantes que se utilizan en cirugía de columna, tanto percutánea o mínimamente invasiva como abierta.

Este robot permite guiar al cirujano en los implantes de columna con mayor precisión y menor exposición a la radiación. Este sistema elimina la colocación errónea de tornillos transpediculares para la artrodesis o fijación.

Precision y exactitud

Con esta tecnología, el equipo del doctor Pablo Clavel ya ha realizado con éxito intervenciones que han ayudado a mejorar la precisión y la exactitud en la colocación de implantes en la columna vertebral, tanto en casos de patología de la columna vertebral, tanto en la zona lumbar como en la dorsal.

“En estas intervenciones la precisión es fundamental, ya que un pequeño error milimétrico puede suponer que el paciente salga con una lesión neurológica o nerviosa. El brazo robótico nos permite dibujar trayectorias que serían imposibles de realizar de forma manual por parte del cirujano y elimina completamente cualquier posibilidad de error por un temblor o un movimiento inadecuado”, explica el especialista del Hospital Quirónsalud Barcelona.

Planificación previa

Esta nueva plataforma pionera combina las herramientas necesarias para llevar a cabo la planificación antes de la operación con instrumentos que ayudan y guían al cirujano durante la misma. El software específico que acompaña al robot Mazor XTM permite una programación exacta de la cirugía teniendo en cuenta las características de cada uno de los pacientes.

 “Nosotros tenemos las imágenes preoperatorias anteriores a la intervención. Las introducimos en el ordenador del robot y dibujamos sobre la pantalla la trayectoria y el tamaño exacto de la instrumentación que queremos colocar en ese paciente. El brazo robótico luego lo que hace es seguir esa dirección, ese tamaño de implante y esa angulación que nosotros le hemos dado. Todo esto nos permite conseguir una exactitud que no tenemos con ningún otro sistema”, explica el doctor Pablo Clavel.

Más posibilidades

El primer año de trabajo con la plataforma Mazor X Stealth Edition ha servido para que el equipo de neurocirugía que dirige Clavel haya adquirido experiencia en su uso y ha dotado de mayor creatividad al cirujano. “Nos esteamos empezando a plantear nuevos abordajes, como el lateral o el posterior, para continuar avanzando en una cirugía cada vez menos invasiva”, señala Clavel.

 “Se trata de un abordaje con un especial interés en pacientes de avanzada edad, como los que operamos nosotros, ya que tienen una condición más frágil, y evitar riesgos y complicaciones siempre es positivo”, añade el neurólogo de Quirónsalud, quien recalca que un abordaje mínimamente invasivo se traduce en menos complicaciones durante la operación y en una mejor recuperación del paciente.