Menú Buscar
Rafael Santamaría, presidente y principal accionista de Reyal urbis / EP
Examen a los protagonistas del día

Rafael Santamaría

1 min

El gigante inmobiliario Reyal Urbis​ va a la liquidación, después de que los acreedores rechazasen la propuesta de convenio, con quitas salvajes de hasta el 93% del pasivo. Reyal suspendió pagos en febrero de 2013. Ahora sucumbe con un agujero patrimonial de 3.450 millones, una deuda de 4.660 millones y tras haber echado al 75% de la plantilla.

Desaparece, así, otro de los colosos del ladrillo surgidos en la burbuja. Este desastre encierra ribetes escandalosos. Rafael Santamaría, presidente y principal accionista, ha estado cobrando más de un millón de euros en cada uno de los cuatro largos años que ha durado el concurso de acreedores de Reyal. Tan magnánima retribución se asemeja bastante a una tomadura de pelo a los accionistas.