Menú Buscar
La política errática de Quim Torra, presidente de la Generalitat, provoca un menor crecimiento de Cataluña / EFE
Examen a los protagonistas del día

Quim Torra

11.12.2018 00:00 h.
1 min

El mandato de Quim Torra al frente de la Generalitat pasará a la historia por sus despropósitos. La última ocurrencia --reivindicar la vía eslovena hacia la independencia-- ha generado una tormenta política. Igual que la inacción del Govern que preside ante las acciones violentas de los CDR. A pesar de su talante dialogante, el Gobierno de Pedro Sánchez no ha tenido más remedio que darle serio un toque de atención. Nunca es una buena idea que un activista acceda a responsabilidades de gobierno y menos cuando actúa como marioneta de otro personaje que ha perdido el norte. Buena parte de los dirigentes independentistas empiezan a admitir que la situación es caótica y que fue un error ofrecer a Torra la presidencia de la Generalitat.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información