Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente catalán, Pere Aragonès, tras el último Consell Executiu del curso / EUROPA PRESS

Pere Aragonès

1 min

Pere Aragonès se marcha de vacaciones satisfecho con el trabajo hecho este curso, en el que ha destacado la tendencia positiva de la economía catalana y la apuesta por el desarrollo y la investigación, al tiempo que ha prometido ayudas para paliar los efectos de la crisis económica y energética que sufrimos y aumentará en el último trimestre. Sin embargo, en su última comparecencia, el president también ha recuperado la confrontación con el Gobierno, al que ha llegado a retar a pactar un referéndum de independencia, y a quien ha amenazado con que las urnas son la única vía para terminar con el "conflicto". Parece que ha olvidado que la inestabilidad política empobreció a Cataluña, y que la relativa calma de los últimos meses es la que le permite presumir ahora de un crecimiento por encima de la media nacional.