Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, responsable de los Mossos / EP

Joan Ignasi Elena

1 min

La Nochevieja en Cataluña llega con el ocio nocturno cerrado y un toque de queda selectivo según la población y la incidencia acumulada. Estas restricciones del Govern desembocarán, según sindicatos y asociaciones como Fecasarm, en una eclosión de botellones para fin de año.

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena (ERC), aumentó los dispositivos específicos para las noches del 24 de diciembre al 9 de enero con 200 agentes extra de Mossos d’Esquadra. No obstante, este incremento resulta insuficiente para las poblaciones más pequeñas y sin toque de queda cercanas a las ciudades que sí tienen restringida la movilidad nocturna. Los ayuntamientos de estas localidades han pedido al republicano un refuerzo de la vigilancia de la policía catalana, aunque por el momento no han obtenido respuesta.