Menú Buscar
Javier Sánchez-Prieto, presidente y consejero delegado de Vueling / EFE
Examen a los protagonistas del día

Javier Sánchez-Prieto

1 min

Carles Romero quiso viajar junto a su hijo de 13 años, que tiene Síndrome de Down y se las vio con la política de asignación de asientos de Vueling.

La aerolínea que preside Javier Sánchez-Prieto no practica la política descarnada de butacas de Ryanair, que separa a familias enteras, pero debiera vigilar estos pequeños episodios.

Son los que marcan la fidelidad del cliente. Clientes como Romero, que finalmente podrá volar junto a su hijo porque se dirigió a la sede de la aerolínea, saltándose los canales habituales de interlocución con el consumidor.