Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Florentino Pérez, presidente de ACS / EP

Florentino Pérez

2 min

La audacia empresarial es siempre bienvenida, pero más aún cuando se demuestra en tiempos en los que la mayoría prefiere nadar y guardar la ropa. Es el caso de la época actual, marcada por la incertidumbre que generan la guerra en Ucrania y unos elevados costes de la energía que amenazan con gripar la recuperación económica tras la crisis del coronavirus; y también es el caso del presidente y primer accionista de ACS, Florentino Pérez, para el que la situación no ha supuesto un obstáculo a la hora de plantear una operación tan ambiciosa como la compra de Atlantia

El ejecutivo vuelve a la carga para conseguir su objetivo de forma una gran grupo internacional de concesiones de autopistas y poco le importa haber salido escaldado de su anterior intento, que también tuvo como escenario Italia, cuando trató en vano de hacerse con Aspi, filial de Atlantia. Mientras otros preparan planes de contingencia y aparcan planes hasta que pase el temporal, Pérez no encuentra reparos a la hora de poner el dinero a trabajar. 

Se trata de una maniobra complicada, en la que, de primeras, no tiene una posición ganadora. Pero la manera más sencilla de no equivocarse es no hacer nada. Con la barrera de los 70 años ampliamente rebasada y una década después de salvar una situación harto complicada en ACS, Florentino Pérez vuelve a demostrar que cuando está sobre el escenario siempre puede pasar algo (y habitualmente acaba sucediendo), con independencia de los elementos que están alrededor. Y así se han forjado las grandes historias empresariales: actuando cuando nadie más se atrevía a hacerlo.