Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Sanidad, Carolina Darias / EUROPA PRESS

Carolina Darias

1 min

Dos años y un mes después de que España se confinara por el estallido del coronavirus, los españoles se despedirán de la mascarilla en diversos espacios, si bien aún se deberá usar en algunos casos. Este paso es importante en el momento actual, pero el Ministerio de Salud ha errado en un punto importante en zanjar la crisis epidemiológica. Falta esclarecer cómo se debe usar en los lugares de trabajo.

El Gobierno ha optado porque sean las empresas las que decidan cómo organizan la convivencia del virus con sus plantillas. No es mal punto de partida, ya que cada compañía es un mundo, pero sí debería dar directrices elementales para que los equipos de recursos humanos tengan algún agarradero a la hora de organizar el trabajo. Tal y como denuncian patronales como Foment del Treball, sin esta normativa marco se entra en el terreno de la inseguridad jurídica. Especialmente en grupos donde no existe demasiada flexibilidad. Se debería resolver esta cuestión con la mayor brevedad posible.