Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa / EFE

Sánchez, de 'road show' con el sector de la automoción

2 min

El Gobierno está preocupado por la situación de Nissan. El futuro de la planta de la Zona Franca se dirime en dos escenarios. Uno, el general, donde el sector de la automoción debe concentrarse en su propia transformación del diésel y la gasolina al coche eléctrico. En este, las grandes multinacionales están definiendo sus estrategias de futuro. Y otro, el concreto, con la guerra abierta, y poco disimulada entre Renault y Nissan, que ponen en duda el futuro de la alianza. La fábrica de la Zona Franca puede ser una víctima más en un contexto europeo del que Nissan puede retirarse.

En este contexto, el ejecutivo se ha puesto las pilas y Pedro Sánchez se verá en los próximos días con todos los representantes del sector en la Moncloa. De uno en uno, irán desfilando por el despacho del presidente. El primero, Luca de Meo, el expresidente de Seat reconvertido en CEO de Renault. Él será una figura clave en el conflicto de la alianza internacional de ambos socios y determinante en el futuro de Nissan en Europa y, por ende, en España.

Las administraciones han cerrado filas porque están en juego 2.500 puestos directos y 25.000 indirectos. Gobierno y Generalitat, con el apoyo del ayuntamiento, trabajan codo con codo. Y así lo demuestra la buena sintonía entre la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la consejera de Empresa, Àngels Chacón.

Sánchez inicia así su particular ronda de contactos --su road show-- con un sector en transformación. Por si acaso, los empresarios catalanes han movido pieza para elogiar la trayectoria de Luca de Meo en un acto en el Ecuestre. Lejos de ser un evento protocolorario, los empresarios saben que será determinante y que Cataluña se la juega.