Menú Buscar
Dolores Delgado, fiscal general del Estado / EP

El PP descarrila, otra vez, la renovación judicial

2 min

Con discreción y desde hace semanas. Así se preparaba un consenso para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Tribunal Constitucional (TC) y el nombramiento del Defensor del Pueblo, entre altos responsables del PSOE y el PP. Las negociaciones iban bien, a decir de fuentes conocedoras de las mismas. Prácticamente solo se estaba a la espera de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, desestimara convocar elecciones para el mes de octubre. Si se retrasaban --algunas fuentes las sitúan ahora para el 15 de noviembre-- se abría el camino para cumplir con el pacto constitucional que el PP se ha negado a cumplir en reiteradas ocasiones.

Y parece que esta será una más. El PP ha pedido al Supremo que anule el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general, una posición que se define en fuentes socialistas como “casus belli”. La actitud de los populares ha causado “estupor” en las filas socialistas porque la marcha de las conversaciones, al más alto nivel, no hacían presagiar que descarrilaran, y menos por este motivo.

En conclusión, la renovación del Poder Judicial y el Constitucional tendrán que esperar a mejor momento. No parece que este “mejor momento” llegue mientras el PSOE siga en el Gobierno, y la normativa constitucional que los populares dicen defender volverá a caer en saco roto. Y eso que Torra no ha convocado elecciones.