Menú Buscar
Pablo Iglesias (centro), líder de Podemos, junto a su colaboradora Carolina Bescansa (izquierda) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (derecha)

Pablo Iglesias, en entredicho

1 min

Podemos está enredado en conseguir tener cuatro grupos en el Congreso. Pablo Iglesias intentó dar por zanjada la petición de sus aliados teatralizando al máximo su enfado tras quedarse fuera del pacto de la Mesa del Congreso. Sin embargo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la líder de Compromís, Mónica Oltra, no dan su brazo a torcer. Bajo duras críticas a Sánchez se esconde una disputa por el protagonismo político a Iglesias que pone en entredicho su liderazgo en la formación morada.

Iglesias intentó conseguir un acuerdo durante las negociaciones de la Mesa. Ante el frontón de Ciudadanos, PP y PSOE, la representante de Podemos, Carolina Bescansa, puso sobre la mesa la renuncia de prerrogativas de los grupos en materia de subvenciones, intervenciones en plenos y comisiones y el cupo para presentar iniciativas. Socialistas, Populares y Ciudadanos para desencallar la situación, aceptaron la reivindicación con una condición: presentar la renuncia por escrito. El texto de Podemos nunca llegó. Ni En Comú Podem, ni Compromís ni En Marea quieren renunciar ni a subvenciones, ni a las prerrogativas de los grupos. Bescansa dejó de ir a las reuniones ante la negativa de sus socios que ponen el liderazgo de Iglesias en entredicho.