Menú Buscar

Nacionalistas hiperventilados contra la Guardia Civil

2 min

Circula por las redes un vídeo en el que los agentes de la Guardia Civil de Manresa, en Barcelona, muestran toda su solidaridad con un compañero. Le acaban de diagnosticar una enfermedad y, cuando entra al cuartel para recoger a sus colegas antes de la cena de Navidad, le reciben de una forma especial. Un pelotón del IV Grupo Rural de Seguridad (GRS), conocido como antidisturbios del Instituto Armado y destacado en la Comandancia de Barcelona, permanece en la entrada formando y el sargento manda firmes para recibirlo.

El procedimiento usual es que un policía de rango inferior aporta las novedades en señal de respeto, pero en este caso es el mando quien lo hace, para mostrar los respetos del pelotón al compañero. “Sin novedad, polilla”, espeta el sargento al saludar, utilizando el apelativo cariñoso que se usa para referirse a los guardias civiles hijos de guardias civiles. El homenajeado llora de emoción y recibe el abrazo colectivo de sus compañeros, que rompen filas.

Una imagen que ha despertado la solidaridad de quienes han visto el vídeo en internet. Excepto de algún que otro medio de comunicación nacionalista, cuya reacción hiperventilada ha ido más allá de la propia realidad, y relaciona las imágenes del pelotón con un "refuerzo para prevenir nuevos ataques independentistas" en el acuartelamiento de Manresa. Sin comentarios.