Menú Buscar
Un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP), ante el Congreso.

Medidas de seguridad de la señorita Pepis

Redacción
1 min
El pleno de constitución del Congreso de los Diputados estaba rodeado de gran expectación. Más de 500 periodistas acreditados y las tribunas de invitados llenas a rebosar son buena prueba de ello. También muchas medidas de seguridad. La portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, fue cacheada lo que provocó las iras de Iñigo Errejón que las hizo patentes en un tuit.

Sin embargo, estas medidas no fueron iguales para los medios de comunicación. Dos periodistas acreditados por un medio de comunicación escrito de Madrid no pudieron asistir a la sesión del Congreso porque fueron retenidos por otros menesteres profesionales. Uno de ellos porque la tertulia en una televisión privada se alargó más de lo previsto. Sin embargo, cuando sus compañeros de redacción quisieron utilizar sus acreditaciones para incorporarse al pleno les fue imposible. Las acreditaciones de los dos periodistas habían sido entregadas a otras personas. Se supone que también periodistas, pero no se sabe. Los dos periodistas no daban crédito cuando en su redacción les comentaron que les habían suplantado la personalidad. ¡Olé medidas de seguridad!, de la señorita Pepis claro.