Menú Buscar
La ministra de Política Territorial Meritxell Batet (d); la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi (i); el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall (2i); y el conseller de Economía, Pere Aragonès Gobierno busca desactivar los agravios del independ

Maragall y Artadi se olvidan del lazo amarillo

Los dos consejeros de Torra se dejaron en lazo en la entrada de la reunión con los representantes del Gobierno, en la Comisión Bilateral

1 min

Buenos modos, entendimiento, respeto y ganas de escuchar. Ese fue el clima en la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, entre los representantes del Gobierno de Quim Torra y del Ejecutivo de Pedro Sánchez. El respeto fue máximo, según aseguran distintas fuentes, hasta el punto que ni Ernest Maragall ni Elsa Artadi quisieron hablar con sus interlocutores con los lazos amarillos con los que el mundo independentista reclama la puesta en libertad de los políticos presos.

Contentar a Puigdemont

Artadi es sumamente ingeniosa con los lazos amarillos, y cambia el motivo en su solapa. A veces es un lazo, otras una rosa amarilla, con lo que, en realidad, lo ha convertido en una especie de adorno que suele combinar con otras prendas, en un alarde de creatividad y de pasión por la estética.

Pero ese día no hubo amarillos en la mesa. Aunque algunos, como Pere Aragonés, sí lo llevaban. Tocaba dialogar y escuchar propuestas, de unos y otros. Pese a ello, la propia Artadi y Maragall aseguraron que había resultado un fiasco. Es lo que tocaba decir para contentar a Carles Puigdemont, vigilante desde Bruselas.