Menú Buscar
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, vicepresidente y presidente de la Generalitat, respectivamente.

Las reuniones de los consejeros de ERC irritan a Puigdemont

Redacción
1 min

Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat, está hasta las narices de la actividad fraccionaria de ERC en el Govern. Cada martes, antes de la reunión del Ejecutivo, en las dependencias del vicepresidente Oriol Junqueras, a escasos metros del despacho del president en el Palau de la Generalitat, los consejeros de ERC se reúnen para preparar la inmediata reunión del Consell Executiu. Bueno, los consejeros de ERC junto a Raül Romeva, el flamante consejero de Exteriores, que acude cotidianamente al cónclave de los republicanos.

Además, una vez acabado su encuentro previo, todos los consejeros de ERC van en grupo, atravesando el Pati dels Tarongers, a la reunión del Govern dando una imagen que disgusta al president. Para rizar el rizo, Junqueras habla con el plural "nosotros" refiriéndose a la posición de los consejeros de su partido.

Cuentan que Puigdemont en una ocasión le espetó: "Aquí no hay consejeros de Convergència y consejeros de Esquerra, aquí hay consejeros del Govern". Sin embargo, los encuentros continuaron. Por este motivo, Puigdemont citó, este pasado martes, a Junqueras antes de la reunión del Ejecutivo. Junqueras, evidentemente, acudió y los consejeros de ERC se quedaron sin asamblea. Entonces llegaron, cada uno por su lado, al Consell Executiu y no hubo foto de familia republicana.