Menú Buscar
Celia Villalobos y Patxi López en una imagen de archivo.

La Mesa del Congreso mantiene los coches oficiales y sus chóferes

1 min

En un rapto de generosidad y desprendimiento, los nueve miembros de la Mesa del Congreso renunciaron a coche oficial y chófer; y dejaron solo uno al servicio del presidente, Patxi López, quien personaliza la máxima representación de la cámara.

No obstante, los restantes ocho automóviles y sus respectivos conductores han quedado a disposición de los otros ocho miembros de la Mesa, para cuando los necesiten. Eso sí, sin asignación directa. Además, todos ellos --tres del PP, dos de Ciudadanos, dos de Podemos y uno del PSOE-- dispondrán de la tarjeta que tienen los diputados para pagar taxis a cargo del Congreso.

Uno de los representantes de Podemos sugirió la posibilidad de que, adicionalmente, pudieran tirar de pase gratuito de metro, como los parlamentarios de base. Tuvo que ser la veterana Celia Villalobos --la sombra de Patxi López-- quien pusiera un poco de sentido común para frenar el ansia de su compañero de Mesa por acumular transporte gratuito: coche oficial, taxi y, además, metro.