Menú Buscar
Instalaciones del prestigioso centro oftalmológico Barraquer, que acogió una nueva edición de la Feria de Abril en Barcelona.

La burguesía catalana da rienda suelta a sus aficiones andaluzas

2 min

Fue en la zona alta de la ciudad, en el número 88 de la calle Laforja de Barcelona, donde el sábado 9 de abril un nutrido grupo de la burguesía catalana se atavió para celebrar la Feria de Abril. Como si de la capital hispalense se tratara, los asistentes a la gran fiesta andaluza se colocaron convenientemente la indumentaria para celebrar la quinta edición de la feria en la Ciudad Condal.

A diferencia de otras convocatorias populares vinculadas con los usos y costumbres andaluzas que tienen lugar en Cataluña como las que organiza la FCAC o el mediático Justo Molinero, en esta ocasión los reunidos eran insignes miembros del UpperDiagonal, la zona más exclusiva y burguesa de Barcelona.

Sin embargo, en esta ocasión la celebración no tenía por objeto que sus organizadores se llenarán los bolsillos con la recaudación, sino una buena causa: financiar los proyectos asistenciales de la Fundación Barraquer. De hecho, el bailoteo tuvo lugar en el espacio llamado ‘Pérgola del Centro Oftalmológico Barraquer’ al precio de 20 euros la entrada, incluyendo la comida y “un rebujito”.

Para entretener a la concurrencia más pija de la ciudad se contrató el espectáculo flamenco del tablao 'El Cordobés' y a los coros rocieros García Lorca y San Sebastián de los Ballesteros. Entre los patrocinadores del evento no faltó la cerveza Moritz, cuyos promotores son destacados independentistas; Coca-Cola, que preside en España Sol Daurella y la multinacional de productos de consumo Unilever. Hubo, por supuesto, fino para los asistentes y un premio al mejor vestido de faralaes.