Menú Buscar
Momento de la detención de José Mestre./ CG

El empresario narco del puerto de Barcelona pide un permiso carcelario para ir de boda

01.09.2016 19:07 h.
2 min

Será una boda por todo lo alto en la que no faltará nadie. Ni siquiera el pariente encarcelado, José Mestre Fernández, conocido como el empresario narco del puerto de Barcelona, que ha pedido un permiso carcelario para no perderse el enlace. Fue detenido e ingresó en la cárcel de Brians por tráfico de drogas. La Policía Nacional encontró varias bolsas de deporte con 186 kilos de cocaína en uno de los contenedores del puerto.

Fuentes policiales han explicado a Crónica Global que el evento será este sábado en el lujoso Hotel Miramar, de cinco estrellas, situado en la montaña de Montjuïc y que cuenta con un palacete art déco ajardinado con vistas, precisamente, al puerto barcelonés. “Se prevé movida, la boda”, dicen las mismas fuentes.

José Mestre era el director de la empresa Terminal Cataluña (Tercat) y pasó de ser un directivo prestigioso, premiado como mejor empresario del año, a ser reconocido como “uno de los mayores narcos por donde entraba toda la droga en el puerto”, según algunos policías. “De la jet set, eso sí”. Los mismos agentes aseguran que, antes de la detención, “ya se escuchaba su nombre” en varias comisarías de los cuerpos policiales.

Pese a la pena de nueve años de prisión que le impuso el Tribunal Supremo, Mestre solo ha estado un año entre rejas sin poder abandonar la prisión. Desde el mes de enero de este año, se ha beneficiado de un artículo del reglamento penitenciario que permite flexibilizar la clasificación penitenciaria de los presos y, actualmente, solo va a la cárcel a dormir.