Menú Buscar
Joan Planes, presidente de honor de Fluidra, apoya la candidatura de Enric Crous a la Cámara de Comercio / CG

Fluidra, Bon Preu y DKV, en la candidatura ‘indepe’ a la Cámara de BCN

21.02.2019 09:07 h.
2 min

Tres empresas de diferentes sectores y tamaño estarán representadas en la lista que encabeza Enric Crous con aspiraciones de presidir la Cámara de Comercio de Barcelona desde una óptica soberanista. Fluidra, la más sorpresiva de todas ellas, es una compañía cotizada y que forma parte del Ibex 35. Joan Planes, uno de sus socios de referencia y padre del primer ejecutivo, se ha sumado al proyecto que lleva por eslogan “Si tú no votas, nada cambiará” y que recoge el sentir del empresariado barcelonés más vinculado al independentismo y al procés.

Menos extraño supone la presencia de Joan Font, de la cadena de distribución Bon Preu, puesto que esta compañía hace gala en todo su marketing de su posición política. No es el caso de la aseguradora DKV, cuyo primer ejecutivo, Josep Santacreu, lleva años en total coqueteo con las tesis más nacionalistas pese a dirigir una compañía que ni por capital ni por composición del consejo de administración se muestra favorable a estas tesis. Santacreu ha sido uno de los líderes del lobby nacionalista Femcat.

Miquel Martí, el empresario con intereses en las empresas de transporte de viajeros y el tranvía de Barcelona, además de otras sociedades vinculadas a la automoción, también se ha sumado al equipo de Crous dando carta de naturaleza a su profundo soberanismo, que ha ejercido, entre otros foros, desde la presidencia de Femcat. Mercè Pujol, en representación de la familia Pujol Artigas, dueña de Ficosa (empresa que fue rescatada por la Generalitat de una situación de virtual insolvencia en tiempos del tripartito de izquierdas), también acompañará al antiguo ejecutivo del mundo de la cerveza en su aspiración por hacer de la Cámara de Barcelona un espacio empresarial de perfil más político y alineado con el nacionalismo.