Menú Buscar
José Antonio Alonso y Florentino Pérez, el árbitro del laudo sobre las autopistas y el empresario concernido.

El árbitro amigo de Florentino se queda fuera del foro anual que se celebra en Madrid

2 min

José María Alonso Puig, socio director de Baker & McKenzie, ha quedado fuera del programa de la segunda edición del Open de Arbitraje que se celebra en Madrid, en el auditorio Rafael del Pino. Pese al histórico nombre del letrado en materia arbitral en España, el polémico caso que enfrenta a varios socios de las autopistas radiales de la capital de España ha salpicado su buen nombre, según explican fuentes del sector.

José María Alonso ejerció como árbitro en la pugna entre ACS, la empresa de Florentino Pérez, y Bankia y Abertis, accionistas que decidieron dejar el capital de las autopistas radiales madrileñas R3 y R5. Alonso no comunicó su vinculación y amistad con intereses del presidente del Real Madrid y dio la razón a los intereses que defendía Florentino, según los afectados. El laudo fue recurrido ante la justicia ordinaria y todo el sector sigue pendiente de cuál será la decisión final de la justicia sobre el caso, ya que ha puesto en tela de juicio la imparcialidad de quien debe dictar laudos independientes.

Eso sucedía en 2013, cuando Alonso era un abogado de Garrigues y ocupa algunos altos cargos en el mundo del arbitraje en Madrid. Hoy dirige Baker & Mckenzie en España, pero su nombre no se asocia de idéntica manera y con similar prestigio a sus anteriores prácticas mediadores a consecuencia del caso abierto. El bufete que dirige no participa siquiera como colaborador o patrocinador del Open de Arbitraje.