Menú Buscar
Agustí Cordón y Conrado Carnal, directivos del Grupo Zeta.

Decepción en la cúpula directiva de Grupo Zeta con Agustí Cordón

Redacción
2 min

Los cuadros directivos del holding Grupo Zeta, propietario de varias cabeceras de prensa en España, no esconden la decepción que ha generado la incorporación a la compañía editorial de Agustí Cordón como consejero delegado. El nuevo directivo, que había sido director general de Fira de Barcelona y uno de los artífices del congreso mundial de móviles que se celebra en la Ciudad Condal, despertó grandes expectativas sobre su capacidad de gestión en el grupo.

"Se esperaba un líder, una especie de visionario para la estrategia del grupo y para marcar el nuevo rumbo de Zeta en estos tiempos. Eso no ha sucedido, sino lo contrario. Ejerce una gestión sobre todo financiera en la que se solapa con el también consejero y director general, Conrado Carnal", detalla uno de los directivos próximos a la cúpula. Añade que toda la gestión sigue orientada a una reducción de la deuda y no a la búsqueda de nuevos segmentos de negocio.

Antonio Asensio Mosbah, propietario del consorcio editorial, mantiene su vivienda en Madrid y apenas viaja a Barcelona, donde se concentran los principales activos de la empresa. El hijo del fundador del grupo sigue muy centrado en su proyecto de producción cinematográfica (Zeta Cinema), que empieza a dar algunos frutos en su actividad ordinaria. Con todo, los directivos consultados señalan que los proyectos de Asensio destacan porque todos ellos son intensivos en el consumo de capital, "lo que menos le interesa al grupo en estos momentos".

En la reciente gala organizada por El Periódico de Catalunya para entregar los premios 'Català de l'any', Asensio no estuvo presente. Si sorprendidos estuvieron los directivos del grupo, estupefactos se quedaron sus nuevos socios, la familia Lara, que se preguntaban cómo podía ausentarse el propietario del grupo de uno de los actos de mayor proyección pública que organiza en todo el año.