Menú Buscar
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, en una comparecencia de prensa / EP

Bronca sobre ruedas de prensa

El Gobierno pide a los medios tradicionales que se organicen para preguntar y no cierren el paso a otros medios más pequeños o nuevos

2 min

La polémica sobre las ruedas de prensa del Gobierno continúa. El secretario de estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, acepta en una carta enviada a las asociaciones de prensa que se hagan preguntas por videoconferencia por parte de los medios “habituales” que asisten a las conferencias de prensa de la Moncloa. Estos medios habituales pretenden tener mayor protagonismo que el resto. Son 79, frente a los más de 200 que están siguiendo las informaciones oficiales.

En la información enviada por Miguel Ángel Oliver se han registrado en las comparecencias desde que se inició el confinamiento más de 500 preguntas, siendo La Vanguardia, ABC, El País, El Mundo y El Periódico, los diarios escritos que más preguntan junto a los digitales El Confidencial, eldiario.es, El Independiente y Voz Populi, y las televisiones Telecinco, La Sexta y TVE, y las radios RNE, SER y COPE. En total, se han hecho 574 preguntas al Gobierno desde el día 12, amén del sinfín de entrevistas a ministros en toda la prensa desde el inicio de la situación excepcional.

Los habituales

En la misiva de Oliver, se propone que los medios “habituales” se organicen para preguntar y la Secretaria de Estado se organizará para que también puedan preguntar esos que no son “habituales”, que para algunos son una especie de invasores que les roban las competencias. Se debe exigir a los gobiernos que no coarten la participación, que sean transparentes en la información, que se pueda preguntar sin cortapisas, pero que el egocentrismo y el ser habituales no sea sinónimo de cerrar el paso a cientos de medios de comunicación.

Ahora toca que los periodistas “habituales” se pongan de acuerdo. Según el secretario de Estado, este mismo martes se podrá empezar. A ver si hay consenso entre esa élite llamada habitual.