Menú Buscar
Imagen de archivo del concejal Eloi Badia

Badia se 'carga' a Joan Pinyol

09.09.2019 09:17 h.
3 min

Vuelve la guerra del agua al Àrea Metropolitana de Barcelona. El actual gerente de Medio Ambiente, Joan Pinyol, presentará su dimisión el próximo lunes, instado por su jefe directo, el concejal de Medio Ambiente y vicepresidente de la entidad metropolitana, Eloi Badia.

Cuentan que Badia ha tomado esta decisión porque Pinyol tuvo la osadía de denunciar un pufo en la comercializadora de electricidad del Ayuntamiento de Barcelona que no tiene beneficios y que presenta unos datos manifiestamente mejorables, lo que sentó mal a Badia, responsable político de esta comercializadora que vende la energía más barata al consistorio, su única gran fuente de ingresos.

Esto último lo ratificará la auditoria, pero la denuncia de Pinyol ha acabado con su carrera. Levantar la liebre y enfrentar ayuntamiento y Área Metropolitana ha molestado al concejal que ha hecho toda su carrera a la sombra de entidades que ahora están bien regadas con dinero público por el consistorio.

Badia ha tomado la decisión al alimón con Salvador Milà, el jefe de gabinete de Ada Colau en la AMB y exconseller de Medi Ambient en representación de ICV. De poco le ha servido a Pinyol declarar que Germà Gordò presionó para que la privatización de la ATLL, la mayor privatización impulsada por la Generalitat, fuera a manos de Agbar, aunque al final fue Acciona la que se hizo con la empresa pública en un proceso que los tribunales dejaron sin efecto. No parece que su actitud le haya servicio y hace bueno aquello de que Roma no paga a traidores.

El concejal Badia quiere situar como sustituto de Pinyol a una persona todavía más radical para afrontar la sentencia sobre la empresa integral del agua de la AMB que se conocerá a lo largo del mes de noviembre. Quizá Pinyol no era lo suficientemente pata negra para nacionalizar la empresa distribuidora del agua en el entorno metropolitano.

Tampoco parece que sea importante para Badia cumplir el pacto con el PSC que establecía que en temas de agua todos los movimientos se realizarían de acuerdo entre ambas formaciones. El primero se ha hecho de forma unilateral, y el líder socialista de la AMB, Antonio Balmón, sigue a por uvas y mirando para otro lado. Curiosa forma de llevar a término un acuerdo.

 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información