Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat Artur Mas (d) junto a la candidata numero 2 a la alcaldía de Barcelona, Elsa Artadi / EFE

La “astucia” de Mas y Artadi

2 min

La guerra es fratricida en el mundo independentista. Elsa Artadi acusa a Ernest Maragall poco menos que de ser un constitucionalista camuflado, vamos, un blando. De esta acusación a botifler sólo hay un paso. Lo cierto es que los neoconvergentes van a la desesperada en Barcelona y en el área metropolitana, donde pueden quedar fagocitados. Por eso, su punta de lanza es su “pureza independentista”, afeando a ERC que no quiera hacer un frente común porque su intención es un pacto de izquierdas. Acusación de la derecha nacionalista que se hace con el mismo énfasis que utilizan Pablo Casado o Albert Rivera cuando se refieren a un pacto de izquierdas entre PSOE y Podemos.

Artadi se ha convertido en la heroína de los indepes de Puigdemont. Sin embargo, Artadi no puede demostrar pureza de sangre. Por ejemplo, ¿votó el 1 de octubre? ¿Elsa Artadi tiene alguna foto personal que lo acredite? De momento, ninguna. Nunca se ha publicado una foto de Artadi ante las “muy democráticas” urnas del 1-O. Este runrún está subiendo decibelios en los cenáculos independentistas que cuentan también una anécdota curiosa. Artur Mas votó el 1-O en el colegio Infant Jesús, pero lo hizo cuando desde el balcón de su casa vio como la policía se marchaba. Esto debe ser la famosa “astucia”. Una astucia que Artadi no puede demostrar. De hecho, Jordi Graupera la acusa de mandarle redactar la suspensión de la DUI.